Ortega reconoce que no está conforme con el fallo de La Haya

Indicó que pese a que el fallo dice lo contrario, "San Andrés y Providencia le pertenecen a Nicaragua".

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua.
Daniel Ortega, presidente de Nicaragua.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, señaló este jueves que el fallo de la Haya que le dio a su país casi 75 mil kilómetros de mar territorial que le pertenecían a Colombia “no le deja una satisfacción plena” e indicó que pese a que la sentencia del organismo internacional dice lo contrario “San Andres y Providencia le pertenecen a Nicaragua”.

En el desarrollo de un acto de gobierno, Ortega reiteró su llamado a Colombia para que acate el fallo, en ese sentido, indicó que si se respeta la sentencia, se fortalece la paz (…)“si nos vamos por la fuerza, sería regresar a la época de las cavernas, si nos vamos por el derecho, sería fortalecer la paz”.

Así mismo, el mandatario nicaragüense reiteró que “está dispuesto formar una comisión” para que se reúna con representantes  del presidente Juan Manuel Santos, con el propósito de “ratificar la sentencia dictada por La Haya”. Leer también Ortega propone a Santos crear comisión para aplicar fallo de la Haya

Durante su discurso, Ortega recordó que el expresidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez, “comprometió la palabra del Estado colombiano” cuando durante un encuentro de la Unasur en República Dominicana en el año 2008, Uribe le dijo a Ortega que respetaría el fallo de La Haya.

Ver video en el que Uribe le dice a Ortega que respetará el fallo de la Haya

El mandatario nicaragüense acusó a Uribe de "estar haciendo llamados para tomar posesión por la fuerza".

Este jueves el presidente, Juan Manuel Santos,  presentó ante la Corte Constitucional una demanda contra el Pacto de Bogotá con el fin de que ese tribunal se pronuncie sobre el fallo de la CIJ.

La medida implica que en Colombia sólo puede cambiar los límites del país el Congreso de la República por vía de una reforma constitucional.

 

 

 

últimas noticias

El muro de Putin en Venezuela