Osama Bin Laden estaba desarmado en el momento de su muerte