Otros ocho vuelos de LaMia al parecer se realizaron también sin suficiente combustible

Así lo establece una investigación del medio Univisión. El fiscal general de Bolivia aseguró que desde agosto a noviembre la aerolínea boliviana trasladó al menos 25 equipos, entre ellos, Atlético Nacional y Junior, además de las selecciones de Bolivia, Argentina y Venezuela.

Cinco días cumplen ya las investigaciones que se adelantan en Bolivia para establecer las respectivas responsabilidades en el accidente del avión de LaMia que transportaba al equipo Chapecoense y que se estrelló en el municipio de La Unión (Antioquia) el pasado 28 de noviembre dejando 71 personas muertas.

El fiscal general de Bolivia, Ramiro José Guerrero, confirmó que en el transcurso de la investigación han sido allanadas las oficinas de la aerolínea LaMia, donde se ha recaudado información sobre la situación jurídica de la compañía y de los trámites que se realizaron para que le fueran avalados los permisos de operación.

Además se refirió a la detención preventiva de Gustavo Vargas, gerente general de LaMia y, de su hijo, el funcionario de la Dirección General de la Aeronáutica Civil de Bolivia.

“Se investiga si además de la relación padre e hijo, se hizo uso indebido de influencia para la obtención de los permisos correspondientes, esta es una hipótesis que estamos manejando sobre algún favorecimiento para obviar algún procedimiento o documentación que suele hacerse en estos trámites administrativos, o que se hubiera otorgado la licencia de manera fraudulenta”, afirmó en diálogo con Blu Radio.

Frente al caso específico de la técnica aeronaútica Celia Castedo, quien hizo observaciones al plan de vuelo del avión que se estrelló en Antioquia y pidió refugio en Brasil ante amenazas recibidas, dijo que es importante que se presente ante los tribunales bolivianos para determinar responsabilidades en quienes autorizaron el vuelo a pesar de que no cumplía con lo requerido y hasta de la misma Aeronáutica Civil, que finalmente es quien da el visto bueno para que cualquier vuelo despegue. (Lea: Funcionaria que hizo observaciones a vuelo de LaMia asegura que le pidieron modificar informe)

Agregó, que actualmente investigan los vuelos que realizó LaMia desde agosto hasta noviembre (al menos 25 vuelos), donde fueron transportados clubes de fútbol como Atlético Nacional y Junior de Barranquilla (Colombia); Sport Recife, Chapecoense, Flamengo (Brasil); Independiente de Buenos Aires, San Lorenzo, Banfield (Argentina); y hasta las selecciones de Bolivia, Venezuela y Argentina.

“Al parecer esta línea aérea cobraba por un costo menor los viajes en comparación con las aerolíneas que prestan vuelos chárter”, indicó. Aproximadamente un vuelo que costaba 200.000 dólares, LaMia lo cobraba en 80.000 o 100.000 dólares.

A esta entrevista se suma la investigación que realizó Univisión, medio que logró obtener la tabla de itinerarios del avión en el que se evidencia que al menos ocho vuelos anteriores al que realizó con el Chapecoense, se llevaron a cabo sin suficiente combustible.

“Por lo que veo, la compañía estaba acostumbrada a llevar el avión hasta el límite de combustible’’, le dijo a ese medio Esteban Saltos, piloto y experto en seguridad aérea tras analizar los planes de vuelo.

Según Saltos, la aerolínea puso en riesgo muchas vidas al hacer rutas directas sin la reserva de combustible de 45 minutos que establece la Organización Internacional de Aviación Civil a cualquier vuelo para que éste pueda sortear eventuales sobrevuelos por alguna emergencia o tráfico aéreo.

Temas relacionados

 

últimas noticias