Otto se volvió huracán y atraviesa Centroamérica

Subió a categoría 1 y se espera que toque tierra el jueves entre Costa Rica y Nicaragua.

AFP

Otto se fortaleció a huracán categoría 1 en la tarde del martes y se espera que toque tierra el jueves entre Costa Rica y Nicaragua, informaron meteorólogos estadounidenses.

Soplando con vientos máximos sostenidos de 120 Km/hora, Otto estaba a las 21:00 a 485 Km al este de Bluefields, en Nicaragua, y avanzaba lentamente -a 4 Km/hora- hacia el oeste, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) con sede en Miami.

El huracán Otto ha dejado tres muertos en Panamá, mientras los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua hacen planes de evacuación en las áreas costeras del Caribe, según informes oficiales.

El director del Servicio Nacional de Protección Civil de Panamá (Sinaproc), José Donderis, dijo a la AFP que debido a un deslizamiento y a la caída de un árbol hay tres víctimas fatales.

Un deslizamiento de tierra que se produjo en Burunga, en la provincia de Panamá Oeste, afectó a varias viviendas y atrapó a nueve personas, dos de las cuales fallecieron, explicó Donderis.

Además, un menor de edad murió al caer un árbol sobre el vehículo en que se encontraba en las afueras de su colegio, añadió el funcionario.

Debido a las fuertes y constantes lluvias, el Centro de Operaciones de Emergencia del Sinaproc decretó este martes alerta para todo el país, pues se espera fuertes lluvias que afectarían al oeste y centro de Panamá.

Las autoridades también han suspendido las clases en los colegios, tanto públicos como privados, y en la Universidad de Panamá, mientras que las operaciones en el aeropuerto Marcos Gelabert de la capital panameña también están canceladas.

Por su parte, el gobierno de Costa Rica ordenó la evacuación obligatoria de unas 4.000 personas en el sector norte de la costa del Caribe, donde se espera que ocurra el mayor impacto del huracán.

"Le pido al país mantener la calma y ayudar en el proceso de evacuación que empezará inmediatamente y con mano firme, no vamos a permitir que se nos quede gente en zonas de riesgo y tener que lamentar pérdidas de vidas humanas", afirmó el presidente Luis Guillermo Solís en rueda de prensa.

Las intensas lluvias que Otto provocó durante el pasado fin de semana, generaron inundaciones en las regiones del Caribe y el Norte, que afectaron a 1.183 viviendas, según cifras de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Las autoridades costarricenses han ordenado el cierre de centros educativos en la zona eventualmente afectada y la movilización total de la Policía y de los cuerpos de socorro.

En Nicaragua las autoridades preparaban planes de evacuación en comunidades costeras y dos islas del Caribe sur, aseguró el director del estatal Sistema Nacional de Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González.

El presidente Daniel Ortega, por su parte, ordenó declarar estado de alerta en el Caribe Sur y en los departamentos de Chontales, Boaco, Rivas, Zelaya Central y Río San Juan, que están situados en el centro y sur de Nicaragua.

Otto había evolucionado de depresión a tormenta tropical el lunes.