Pakistán anunció la detención de tres presuntos miembros de Al Qaeda

Uno de los detenidos planeó con Osama Bin Laden atentados contra importantes objetivos económicos en Estados Unidos, Europa y Australia.

La principal agencia del espionaje paquistaní (ISI) ha detenido en el suroeste de Pakistán a tres supuestos miembros de Al Qaeda con ayuda de los servicios secretos de EE.UU, según informó en un comunicado el Ejército del país asiático.

Los detenidos son Younis Al Mauritani, supuestamnte responsable de planear operaciones internacionales, y otros dos militantes de la organización, Abdul Ghaffar Al Shami, alias “Bachar Chama” , y Messara Al Shami, alias “Mujahid Amino”.

Las detenciones tuvieron lugar en la ciudad de Quetta, la capital de la provincia paquistaní de Baluchistán, un lugar en el que, según diversas fuentes, se localiza la residencia del líder supremo de los talibanes afganos, el mulá Omar, y de otros insurgentes.

Según informó en un comunicado el Ejército de Pakistán, Al Mauritani había recibido personalmente del fallecido Osama Bin Laden el encargo de atacar objetivos con importancia económica en Estados Unidos, Europa y Australia.

“Estaba planeando atacar intereses económicos de EE.UU., incluidos conductos de gas, pantanos generadores de energía hidroeléctrica y buques petroleros, usando lanchas de alta velocidad en aguas internacionales”, afirmó el Ejército en la nota de prensa.

De acuerdo con su versión, la detención supone “otro golpe” fatal para Al Qaeda, que ya perdió a su líder, Bin Laden, en una operación encubierta en mayo de las fuerzas especiales de EE.UU. en la ciudad paquistaní de Abbottabad (norte) , no lejos de la capital.

La operación, ejecutada sin conocimiento previo de las autoridades paquistaníes, tuvo como consecuencia un grave deterioro de las relaciones entre EE.UU. y Pakistán, al que Washington ha acusado en los últimos meses de ambigüedad en materia terrorista.

El Ejército de Pakistán no precisó cuándo tuvieron lugar las tres detenciones, pero sí que la operación había sido planeada y llevada a cabo con la “ayuda técnica” de las agencias del espionaje estadounidense.

“Con ellas el ISI tiene una larga e histórica relación de espionaje. Las agencias de ambos países continúan trabajando estrechamente para mejorar la seguridad de sus respectivas naciones”, añadió el Ejército en la nota.

La noticia de la detención de los sospechosos tiene lugar apenas dos días después de que otro supuesto miembro de Al Qaeda, Sabar Lal Melma, muriera en una operación de las tropas de la OTAN en el este de Afganistán, aunque su familia ha negado su pertenencia al grupo.

Dentro de pocos días se cumplirán diez años de los atentados del 11-S, cometidos por terroristas miembros de Al Qaeda contra las Torres Gemelas de Nueva York y el edificio del Pentágono, que dieron paso a la invasión de Afganistán por parte de EE.UU.