Pakistán declara tres días de luto nacional por masacre en escuela

Ya son más de 141 muertos en lo que se convirtió en el ataque terrorista más sangriento de la historia del país.

AFP

 El gobierno de Pakistán declaró tres días de duelo nacional a raíz del ataque perpetrado en la madrugada de este martes a una escuela en Peshawar, Pakistán. Un total de 141 personas, entre ellas 132 niños, murieron este martes en el atentado talibán, en el ataque terrorista más sangriento de la historia del país, tal como anunció el ejército.

El anterior récord se remontaba a diciembre de 2007, cuando murieron en un atentado en Karachi (sur) 139 muertos, entre ellos la ex primera ministra Benazir Bhutto, que acababa de volver a Pakistán.

En el atentado cometido este martes por un comando talibán resultaron heridas 124 personas, entre estas se encuentran 121 niños, precisó el portavoz del ejército, el general Asim Bajwa, en una rueda de prensa en Peshawar.

Según éste, "los terroristas empezaron a disparar de forma indiscriminada en cuanto entraron en la escuela, y no tenían ninguna intención de tomar rehenes". Los asaltantes "llevaban todos chaquetas suicidas (llenas de explosivos), municiones y comida para varios días", añadió el portavoz, que no sabía cuántos fueron abatidos por las fuerzas del orden ni cuántos se hicieron estallar. El general reafirmó la determinación del ejército de derrotar el terrorismo. "No hay ocasión más apropiada para hacer frente a nuestras responsabilidades", concluyó.

Líderes del mundo entero han condenado el ataque calificándolo como "horrendo" y "despiadado". "Tomando como blanco a estudiantes y maestros en este ataque horrendo, los terroristas mostraron nuevamente su depravación", señaló Obama en un comunicado, destacando el compromiso de Estados Unidos con el gobierno paquistaní "para combatir al terrorismo y al extremismo" y promover la paz y la estabilidad en la región.

Malala Yousafzai, la adolescente paquistaní laureada con el premio Nobel de la Paz que sobrevivió a un ataque talibán años atrás, dijo sentirse "desconsolada" por el ataque "sin sentido" y "despiadado". "Niños inocentes que están en su escuela no deben vivir un horror como este", indicó Malala en un comunicado. Miles de personas han muerto en Pakistán por ataques terroristas, pero esta masacre es la peor en la historia del país.

Por su parte, el Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró que "Es un acto horroroso y de cobardía atacar niños indefensos mientras aprenden". "Ninguna causa puede justificar tal brutalidad. Ningún reclamo puede ser excusa para un horror así", dijo al comienzo de una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Los vecinos India y China sumaron su voz para condenar el ataque, cuyas víctimas fueron mayoritariamente niños, y fue reivindicado por el grupo Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP, talibanes paquistaníes).

Temas relacionados