Las palabras de Donald Trump que no cayeron muy bien en Alemania

El ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Frank-Walter Steinmeier, se confesó "perplejo" por las palabras del presidente electo de los Estados Unidos. Trump criticó que las agencias de inteligencia estadounidenses no hayan impedido la filtración de un informe aparentemente falso que lo involucraba con el Kremlin. Dijo que si acaso su país se había convertido en una Alemania Nazi.

El próximo presidente alemán Frank-Walter Steinmeier.AFP

Entre el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, y el gobierno alemán no hay una muy buena relación. El actual ministro de Relaciones Exteriores y próximo presidente de ese país, Frank-Walter Steinmeier, ha calificado a Trump como un "predicador del odio". Y ahora, unas recientes declaraciones del presidente electo, tienen a Steinmeier "perplejo". Trump se quejó de que las agencias de inteligencia de su país no hayan impedido la filtración de un informe -al parecer, falso- que lo involucraba con el Kremlin. Y, en un trino, dijo que si era que Estados Unidos se había convertido en una "Alemania Nazi".

Y lo repitió durante la rueda de prensa que dio, tras 167 días, y en la que arremetió contra los medios que habían difundido el informe, hecho, al parecer, por un exespía británico. De hecho, se negó a responder las preguntas del corresponsal de CNN, uno de los medios que difundió la noticia. Y, luego, cuando el periodista pidió que lo escuchara, Trump lo mandó callar: Una muestra de lo que van a ser las relaciones entre los medios y Trump estos cuatro años. Pero las palabras de Trump no solo fueron criticadas en Estados Unidos; en Alemania tampoco fueron bien recibidas. 

El ministro Steinmeier dijo que estaba "perplejo" y que no sabía "cómo interpretar sus palabras". Sostuvo, a su vez, que "cada presidente debe encontrar y definir su propio estilo. El presidente Trump lo hará también. No puedo imaginarme que esos trinos sean algo permanente. Por lo menos yo no sería capaz de formular una política pública en 140 caracteres". La Liga Antidifamación de los Estados Unidos dijo que comparar a ese país con la Alemania Nazi era "inapropiado" y que trivializaba el "horror del Holocausto". 

Y dijo que sería de ayuda si Trump "explicaba sus intenciones" o "pedía disculpas" por sus palabras. Lo cual es muy probable que no ocurra. Lo que va a pasar con las relaciones entre Alemania y Estados Unidos tras el 20 de enero es todavía una incógnita. Pero la verdad es que ambos se necesitan. Una confrontación entre ellos sería una amenaza para el orden establecido tras la Segunda Guerra Mundial. Pero, con estas palabras, Trump no le hace mucho bien a las futuras relaciones entre ambas potencias.