Palestina le quiere sacar tarjeta roja a Israel

La confrontación entre israelíes y palestinos llegan a los campos de fútbol. Proponen partido para aliviar las tensiones.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (izquierda) junto al presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter. / EFE

El fútbol parecía ser el único campo en el que Israel y Palestina se olvidaban de la confrontación política. La paz había reinado hasta hace unos días cuando la Asociación de Fútbol Palestina (PFA) introdujo una moción en la sesión anual de la FIFA (que se celebrará en Zurich el 29 de junio) para sancionar a Israel por impedir el paso de sus jugadores entre Gaza y Cisjordania. La PFA, además del bloqueo a los equipos palestinos, denuncia la retención en la aduana de material deportivo destinado a competencias palestinas y acusa a Israel de violar las normas de la FIFA al “permitir que participen en su liga cinco equipos de colonias judías en territorios ocupados”.

“Es un intento de mezclar la política y el deporte”, responde el presidente de la Asociación Israelí, Ofer Eini, quien insiste en que la restricción a los jugadores entre Gaza y Cisjordania obedecen a razones de seguridad. En referencia a las denuncias sobre racismo contra los palestinos en su liga, dijo que “los fenómenos racistas se ven en todo el mundo y es algo con lo que tenemos que luchar”, algo que deberían “hacer con la misma pasión del otro lado de la frontera”. Dijo que en el fútbol israelí hay equipos mixtos y ligas en las que hay jugadores y equipos árabes. 

Por su parte, Joseph Blatter, abrió la posibilidad de dirimir las diferencias con un histórico partido entre Israel y Palestino. Tras reunirse con el primer ministro, Benjamin Netanyahu, Blatter aseguró que “he hablado con el primer ministro israelí la organización, en un futuro próximo, de un partido entre la sección de Israel y el equipo nacional de Palestina”. Blatter añadió que “Netanyahu asistiría a ese encuentro que se disputaría en Zúrich”. 

“El fútbol es hoy en día una organización tan fuerte que deberíamos ir hacia una situación de paz, no de conflicto, el fútbol debe conectar a la gente, no dividirla”, concluyó Blatter, quien se reúne hoy con el presidente palestino Mahmud Abás, y los dirigentes de la Asociación Palestina de Fútbol. Blatter ya había bloqueado dos votaciones similares (la más reciente en 2014) contra Israel. Pero Palestina parece estar decidida. “Esta vez no vamos a retirar la propuesta”, advirtió Yibril Rayub, presidente de la PFA. Si tres cuartas partes de los 209 delegados del fútbol mundial apoyan a Palestina, los equipos y la selección israelí podrían quedar excluidas de las competencias internacionales.

Israel y sus equipos fueron excluidos en los años 70 de la Confederación Asiática de Fútbol, a la que pertenecían originalmente, por presión de los países árabes. Luego se vincularon a competencias europeas. Israel quiere participar en los partidos de clasificación a la Eurocopa 2016 y organizará el sub-20 de fútbol femenino europeo en un año.

 

Fútbol en palestina

 

Este deporte es muy popular en los territorios palestinos. Sin embargo, no es ajeno al conflicto. Para poder jugar, la selección palestina debe pasar numerosos puestos de control que el ejército israelí tiene en Cirsjordania, no puede viajar a Gaza y sus jugadores sufren encarcelamiento, según Israel, bajo sospecha de pertenecer a grupos armados. 

En 2014, Ahed Zaqqout, de 49 años y leyenda del deporte en Palestina, murió durante un bombardeo israelí en Gaza. Desde que la FIFA aceptó a Palestina en pleno derecho, en 1998, son cada vez más palestinos los que quieren ser jugadores de fútbol. A tal punto, que hasta el año pasado, se habían emitido 19.060 licencias a futbolistas palestinos.

Según reportó la revista As, la liga profesional del país se divide en dos territorios: en Cisjordania juegan 12 equipos y el campeón es el Taraji Wadi Al-Nes; y en Gaza, en donde también la disputan 12, el campeón es Shabab Rafah. 

El equipo nacional palestino sigue jugando con las selecciones asiáticas. El próximo 12 de junio se enfrenta a la selección de Arabia Saudita. En fútbol internacional su población se divide entre dos equipos Barcelona y Real Madrid, aunque el Manchester United y el Manchester City tienen una gran fanaticada. Son grandes seguidores de la Liga  BBVA y La Premier Ligue a través de Al Jazeera. De hecho, el Barcelona disputó un partido amistoso en Palestina el año pasado. Lo hizo en el estado el Faissal Al-Husseini, renovado en 2008 y con capacidad para 12.500 espectadores.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El problema no es Nicolás Maduro

Así rescatan migrantes en el Mediterráneo