Panamá solicitó a Interpol detener a exsecretario de Martinelli y a exfuncionario

Adolfo De Obarrio fue implicado en la supuesta compra con sobrecostos por 45 millones de dólares de comida deshidratada para escuelas públicas en la administración de Martinelli.

Los casos de corrupción se dieron durante el Gobierno del expresidente Ricardo Martinelli EFE

El Ministerio Público de Panamá (MP) confirmó que solicitó a la Interpol que active una alerta roja para lograr la detención de Adolfo De Obarrio, exsecretario privado del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), y del exjefe de Supervisión de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), Ignacio Fábrega.

La Procuradora de Panamá (fiscal general), Kenia Porcell, dijo al canal de televisión TVN que están a la espera de los resultados de esta búsqueda de los dos investigados por la Justicia panameña por supuesta corrupción.

Porcell indicó que en esta investigación "ninguna posibilidad se descarta", ya que "tanto la búsqueda es interna como fuera del país".

La jefa del Ministerio Público (MP) indicó que para recurrir a la instancia de Interpol y solicitar el apoyo internacional "hay que cumplir con una serie de procedimientos y pautas", lo que, señaló, es "fundamental antes de que se activen determinadas alertas".

"En este caso (el De Obarrio) la fiscalía cumplió con todas estas pautas o procedimientos y las alertas fueron activadas", remarcó Porcell, señalando que igual se procedió en el caso de Fábrega.

De Obarrio fue implicado por el exdirector del Programa de Ayuda Nacional (PAN) Giacomo Tamburrelli, con la supuesta compra con sobrecostos por 45 millones de dólares de comida deshidratada para escuelas públicas en la administración de Martinelli.

Tamburrelli, en arresto domiciliario por esta investigación, dijo que el entonces secretario privado de Martinelli era el que le daba "instrucciones" sobre cómo proceder, y cargaba maletines con dinero en efectivo, según con las filtraciones de su testimonio publicados en la prensa local.

El exdirector del PAN también señaló a Martinelli, fuera del país e investigado por el Supremo panameño por este caso, de estar detrás de estos supuestos malos manejos de fondos públicos.

La audiencia preliminar por este caso de corrupción se celebrará en octubre próximo, y en ella deberán comparecer De Obarrio, Tamburrelli, dos exministros y otros tres exfuncionarios.

La última vez que se supo de De Obarrio, en febrero pasado, estaba en un viaje privado en Estados Unidos y su abogada, Edna Ramos, dijo que este no regresaría a Panamá hasta que no se dieran "garantías" a su cliente.

Ramos, en una declaraciones suyas reproducidas hoy por el diario local La Estrella de Panamá en su web, dijo que las "alertas rojas deben ser aprobadas por el Consejo de Interpol y no sesionan hasta septiembre".

El PAN, dependiente del Ministerio de la Presidencia de Panamá, es un programa para atender situaciones de emergencia o a los más pobres, pero en la administración pasada se usó para desviar fondos de los ministerios a fin de burlar la ley de contratación pública, según las investigaciones.

Otro exdirector del PAN, Rafael Guardia, está preso en Panamá y ya admitió que en su gestión cobró sobornos y se apropió de recursos del Estado, que se calcula alcanzan 60 millones de dólares, que ha ofrecido devolver.

En tanto, Ignacio Fábrega, que está prófugo desde marzo pasado cuando un Tribunal le prohibió salir del país, está acusado por supuestamente desvelar apuntes o información confidenciales de la SMV a la casa de valores Financial Pacific (FP).

Financial Pacific está en fase de liquidación.

Además, a Fábrega lo investiga el MP por delitos financieros por supuestamente intentar traspasar 3,8 millones de dólares de clientes de FP a las sociedades anónimas Banvalores, S.A. y Remington Corporation, S.A., según publicó en su momento el diario local La Prensa. 

Temas relacionados