Papa dice que cristianos "tibios" dañan la Iglesia

Benedicto XVI asegura que aquellos "iluminados" que ofrecen el paraíso terrestre han instaurado dictaduras.

Benedicto XVI celebró en Friburgo una vigilia con varias decenas de miles de jóvenes alemanes, ante los que dijo que los daños para la Iglesia no vienen de sus adversarios, "sino de los cristianos tibios" y denunció que en el mundo existe el mal.

Acogido con cantos y aplausos, ondear de banderas y los clásicos "Benedicto, Benedicto", el Pontífice les exhortó a ser ejemplos los unos a los otros y ayudarse mutuamente, pero precisó que "según parece, el mundo en el que vivimos, a pesar del progreso técnico, no parece más bueno".

El Papa dijo que existen guerras, terror, hambre y enfermedades, pobreza extrema y represión sin piedad y denunció a aquellos "iluminados" que ofrecen el paraíso terrestre "y lo que han instaurados son dictaduras y sistemas totalitarios, en los que la más pequeña llama de humanismo ha sido ahogada".

"A este punto no podemos callar el hecho de que el mal existe. Lo vemos en tantos lugares de este mundo, pero lo vemos y esto nos asusta en nuestra propia vida. Sí, en nuestros corazones existe la inclinación al mal, al egoísmo, la envidia y la agresividad", afirmó.

También incluyó como formas de mal, la pereza y la lentitud para hacer el bien.

"El daño para la Iglesia no viene de sus adversarios, sino de los cristianos tibios", añadió el Papa que invitó a los jóvenes católicos a cambiar sus vidas, hacerlas claras y esplendorosas y a ser la luz del mundo que alumbra en la oscuridad.

Al acto asistieron 35.000 jóvenes, según afirmó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

El Obispo de Roma también les animó a ser santos y precisó que repetidamente la imagen del santo se caricaturiza y se presenta de manera equivocada, "como si ser santo significase estar fuera de la realidad, ser ingenuos y sin alegría".

Benedicto XVI añadió que a menudo, se piensa que un santo sea aquel que lleva a cabo acciones ascéticas y morales de altísimo nivel y que precisamente por ello se puede venerar, pero nunca imitar en la propia vida.

"Qué equivocada y decepcionante es esta opinión. No existe algún santo que no haya conocido el pecado y que nunca haya caído en él", aseguró.

Benedicto XVI manifestó que Cristo no se interesa tanto por las veces que los hombres vacilan o caen en la vida, sino por las veces que se levantan y que no exige acciones extraordinarias y no llama a la santidad "porque son buenos y perfectos, sino porque Él es bueno y quiere ser amigo suyo".

"Tengan la osadía de ser santos brillantes, en cuyos ojos y corazones reluzca el amor de Cristo, llevando así luz al mundo. Confío que ustedes y tantos otros jóvenes aquí en Alemania sean llamas de esperanza que no queden ocultas, ya que son la luz del mundo". afirmó.

Tras la vigilia, muchos jóvenes partirán hacia el aeropuerto turístico de Friburgo, donde mañana, domingo, el Papa oficiará una misa que se espera multitudinaria.

Durante la vigilia, celebrada en la feria de muestras de Friburgo, nueve jóvenes -estudiantes, trabajadores, scouts, etc- contaron sus experiencias.

últimas noticias

¿Qué está pasando con los jueces de Perú?

¿Hijos o mascotas?