Papa horrorizado por brutal asesinato de un sacerdote tras toma de una iglesia en Francia

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que el sumo pontífice "condena cualquier tipo de odio y reza por las personas implicadas".

Un carro de la policía bloqueó el túnel subterráneo cerca de donde se producía la toma de rehenes en una iglesia de Saint Etienne du Rouvray (Francia).EFE

El papa Francisco expresó "dolor" y "horror" por la "absurda violencia" tras el asesinato de un cura y un herido grave en un ataque durante una misa en la iglesia de Saint Étienne du Rouvray, junto a la ciudad de Ruán, en Francia. (Lea: Cura fue degollado en medio de toma de rehenes)

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, emitió un comunicado en el que expresó el inmenso "dolor y preocupación" de la Santa Sede por lo acaecido en Ruán.

Dijo que el papa ha sido informado y que "participa con dolor y horror" por esta violencia absurda.

Francisco, añadió Lombardi, "condena cualquier tipo de odio y reza por las personas implicadas".

"Estamos particularmente afectados por esta violencia horrible y que ha ocurrido en una iglesia, un lugar sagrado en la que se anuncia el amor de Dios, por el brutal asesinato de un sacerdote", agregó el portavoz vaticano.

Expresó su cercanía a la Iglesia de Francia, al arzobispo de Ruán, a toda la comunidad católica de la ciudad y al pueblo francés e informó de que están siguiendo con atención las informaciones que van llegando desde Francia.