Paramilitares bloquean carretera del sur de México para pedir seguridad

Los miembros de esta organización con tintes seudorreligiosos utilizan túnicas con una cruz roja y panfletos.

Un grupo de autodefensa del sureño estado de Guerrero mantiene bloqueada la carretera que conecta el puerto mexicano de Acapulco con Zihuatanejo para exigir al Gobierno federal medidas para recuperar la seguridad en la región.

Los pobladores del municipio de Tecpan de Galeana, situado a 40 kilómetros de Zihuatanejo, cortaron en las últimas horas el paso de la carretera federal "para exigir al presidente (Enrique Peña Nieto) que limpie esta zona de la delincuencia organizada", dijo a Efe Leopoldo Soberanis.

En declaraciones telefónicas, Soberanis, uno de los líderes del autodenominado Grupo de Autoprotección Ciudadana, indicó que la presencia de la organización criminal de Los Caballeros Templarios en la región "ha afectado al turismo y la producción de los pueblos".

El dirigente denunció que el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, ha hecho "caso omiso de las denuncias de la población ante la presencia del grupo de Los Caballeros Templarios", que opera en varios municipios de estado, incluidas las zonas turísticas de Ixtapa y Zihuatanejo.

Por ello, desde el jueves al menos 600 hombres armados instalaron retenes sobre la carretera Acapulco-Zihuatanejo en seis poblaciones de Tecpan de Galeana, lo que ha afectado a centenares de turistas que están varados en la vía.

La fuente señaló que los "Caballeros Templarios les quitan su producción de mango y coco, se roban los camiones con ganado y cobran cuotas a los comerciantes, ganaderos y empresarios" de la zona.

Además, dijo, son los presuntos responsables de la muerte desde principios de este año de 45 personas y de la desaparición de otras 19.

Soberanis indicó que desde hace dos años ha presentado varias denuncias ante diversos organismos estatales y federales, incluida la fiscalía general, y "ninguna autoridad ha actuado en contra de los delincuentes".

Hasta el momento ninguna autoridad local ni federal se ha presentado en el lugar para dialogar con los hombres armados o intentar desbloquear la vía.

Las playas de esta zona, en las que antes solían acampar numerosos turistas, lucen solitarias desde que comenzó a aumentar la presencia de los Caballeros Templarios en esta región colindante con el estado de Michoacán, de donde son originarios.

Este grupo de narcotraficantes, que surgió en marzo del 2011 como una escisión del cartel La Familia Michoacana, ha sido identificado como responsable de secuestros, homicidios y extorsiones a comerciantes y transportistas.

Los miembros de esta organización con tintes seudorreligiosos utilizan túnicas con una cruz roja y panfletos con normas inspiradas en las guerras de los cruzados de la Edad Media en Oriente Medio.