Pareja inglesa recibirá millonaria indemnización

Ambos demandaron al exjefe de policía portugués por haberlos acusado de ser los responsables de la desaparición de su hija.

Gonçalo Amaral llevó a cabo la investigación de la desaparición de Madeleine McCann, quien desapareció de un cuarto de hotel en Portugal mientras sus padres cenaban con unos amigos. Este caso ha sido uno de los más sonados en toda Europa, pues luego de que las autoridades portuguesas cerraran el caso, el investigador Amaral publicó el libro "La verdad de la Mentira", en el que acusó a los padres de la menor de tres años de haber escondido el cuerpo de su hija y aparentado un secuestro después de que la niña muriera en un accidente.

El fallo que les concedió una indemnización de más de medio millón de dólares, se produce días antes del octavo aniversario de la desaparición de Madeleine que sucedió en Praia da Luz, en la tarde del jueves 3 de mayo de 2007. Así lo reportó el diario The Guardian.

 

En una sentencia anterior había sido prohibida la venta del libro del expolicía. Los padres de la niña habían expresado que uno de los mayores daños que la publicación le había hecho a la investigación era que la gente ya no creía en la versión del secuestro y por eso no dieron más información ni quisieron ayudar con las pesquisas.

La pareja de médicos británicos había solicitado inicialmente una compensación de US$ 1.25 millones, sin embargo el juez consideró que US$547.000 eran suficientes para responder a los daños y perjuicios causados. En octubre del año pasado, los McCann también habían recibido US$25.000 cuando ganaron otro juicio por difamación contra la editorial del Sunday Times que publicó un artículo en el que se afirmaba que ellos habían afectado deliberadamente la búsqueda de su hija.

En la edición del diario The Guardian apareció el testimonio de los padres al conocer este fallo: "Mucho ha cambiado en los seis años desde que lanzamos la acción y estamos muy contentos de que todavía haya una investigación en curso, tanto en Portugal como en el Reino Unido. Nos gustaría recordarle a la gente que todavía hay una niña inocente desaparecida y que los responsables de su secuestro siguen en libertad”.

 

La investigación sobre la desaparición fue reabierta en 2011, sin embargo aún no ha habido un avance significativo con respecto al paradero de la niña que desapareció cuando pasaban vacaciones en un centro turístico de Algarve, Portugal.

 

Lea el artículo completo aquí. 

Temas relacionados

 

últimas noticias