Para Pastrana, el de La Habana fue un “embrión de acuerdo”

En una charla sobre democracia en Miami, el expresidente suscribió el cuestionamiento de por qué el resultado del plebiscito no tuvo consecuencias políticas. Sobre las Farc, dijo que ya no es una guerrilla sino un grupo político que perdió sus primeras elecciones.

El expresidente Andrés Pastrana (1998 - 2002) durante su intervención en la conferencia sobre Democracia, Estado de Derecho y Derechos Humanos, en Miami. / EFE

El expresidente Andrés Pastrana, uno de los más firmes promotores del "No" con el que los colombianos rechazaron los acuerdos de paz para dar fin a 52 años de conflicto entre el Gobierno y las Farc, estuvo en una charla sobre democracia y derechos humanos en Miami. El encuentro, si bien no tenía al proceso de paz con las Farc como el tema central, sí fue uno de los asuntos que más se trataron. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

El debate, organizado por el Grupo Mezerhane, de Venezuela, fue bautizado "Democracia, Estado de Derecho y Derechos Humanos" y se dio en el Miami Dade College. La voz más estridente fue la del expresidente Aznar, quien manifestó estar "extrañado" porque el "No" que se impuso en el plebiscito no tuvo consecuencias políticas para Santos. (Lea: Expresidente español José María Aznar sugiere a Santos que debió renunciar tras ganar el No en el plebiscito)

No obstante, la intervención del expresidente Pastrana también llamo la atención por su forma de referirse al proceso de La Habana. Según Pastrana, lo acordado durante seis años, dos en secreto, fue apenas un "embrión" de acuerdo, debido a que no nació porque no fue refrendado por los colombianos. 

Aznar, quien se basó en el desenlace que tuvo el "Brexit" en el Reino Unido (la dimisión de David Cameron como primer ministro), y se preguntó qué hubiera pasado si Cameron hubiera decidido permanecer en su cargo. "No tiene ningún sentido que no haya habido consecuencias políticas", afirmó Aznar, quien además resaltó la decisión de Cameron de dimitir tras luego de la derrota en la votación, que definió la salida del Reino Unido de la Unión Europa. No obstante, Aznar aseguró que quizá él no acertó en convocar a una consulta de este tipo para una decisión de tan grandes magnitudes como esa. 

Pastrana coincidió con Aznar en los nulos costos políticos y recordó que sólamente Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno ofreció su renuncia. Incluso fue más lejos y afirmó que ni Santos ni el Gobierno han asumido su derrota.

Aunque evidentemente sugirieron la renuncia de Santos, ni Pastrana ni Aznar recuerdan las renuncias que hubo en el Gobierno, e incluso el cruce de acusaciones que surgieron por el resultado del plebiscito. Gina Parody, exministra de Educación y una de las personas del gabinete en las que Santos delegó el liderazgo del "Sí", dejó su cargo inmediatamente el día siguiente. A esto se sumó el rifirrafe entre los líderes de los Partidos Liberal y Cambio Radical, debido a las zonas en que ganó y perdió el "Sí". (Lea: De la Calle pone su cargo a disposición del presidente Santos)

El exmandatario colombiano aseguró que los promotores del "No" no pretenden tirar a la basura todo el documento firmado en Cartagena el pasado 26 de septiembre, sino hacer ajustes de fondo para tener un mejor acuerdo, pues recordó que aunque el Gobierno siempre dijo que el acuerdo era el mejor posible, pueden hacerle ajustes para tener uno que incluya a todos los sectores y con el que se logre un consenso político que no dé lugar a divisiones. Por eso, para Pastrana esta etapa de renegociación significa una sistematización sobre con qué cosas del acuerdo están de acuerdo, y luego trazar una línea que el nuevo acuerdo no podrá pasar. (Lea: Promotores del “No” piden que Santos manifieste si hará cambios de fondo a los acuerdos)

Pastrana reconoció la gran importancia que tuvo para la campaña del"No" las redes sociales, que fue la vía mediante la cual lograron mayor efectividad de sus mensajes, y reconoció que no pensó que iban a ganar, debido a lo que consideró un desbalance entre las financiaciones de aambas campañas, además del casi unánime apoyo de la comunidad internacional. Finalmente, el expresidente manifestó que las Farc ya no pueden ser consideradas un grupo guerrillero, sino un movimiento político que se estrenó con derrota en sus primeros comicios.

"En la Habana ya no hay un movimiento guerrillero, hay un grupo político que en el plebiscito perdió su primera elección. Esa es la democracia", concluyó. Del evento participaron los expresidentes del Gobierno español, José María Aznar; de Bolivia, Jorge Quiroga; Costa Rica, Laura Chinchilla; México, Vicente Fox; y Uruguay, Luis Alberto Lacalle. La exministra de Defensa de España, Carmen Chacón, fue la moderadora d