Pavos reales, cisnes y guacamayas, entre las especies exóticas del "Chapo"

Mientras pasa el revuelo tras la recaptura del narcotraficante mexicano, se conocen detalles de las operaciones de incautación a algunos de sus predios.

AFP

  Más de una veintena de aves exóticas, entre ellas pavos reales, cisnes negros y guacamayas, fueron halladas en una operación realizada en noviembre pasado en un rancho de Culiacán (estado de Sinaloa), perteneciente al narcotraficante Joaquín "el Chapo" Guzmán, informaron este jueves las autoridades.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detalló en un comunicado que en el cateo al rancho "Los Ciruelos" fueron decomisados cinco pavos reales cuello verde (pavo muticus), tres pavos reales cuello azul (pavo cristatus) y tres cisnes blancos (cygnus olor). (Vea: Lo que espera al “Chapo” en EE. UU.)

Además, dos pavos reales blancos (pavo cristatus), dos guacamayas azul dorado (ara ararauna), dos cacatúas molucas (cacatua moluccensis) y una gallina de guinea (numida meleagris).

También se requisaron tres cisnes negros (cygnus atratus), animal que dio nombre a la operación que las fuerzas armadas llevaron a cabo el viernes pasado en la localidad de Los Mochis, también en Sinaloa, para capturar al capo.

Los animales fueron albergados en la unidad de manejo para la conservación de la vida silvestre (UMA) "Mundo Zafari", en Culiacán.

La Profepa indicó que tres de las especies aseguradas, el pavo real cuello verde, la cacatúa moluca y la guacamaya azul, están incluidas en la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés). (Vea: Kate del Castillo y el 'Chapo': el error típico que ha hecho caer a los grandes capos)

La mayoría de los ejemplares encontrados en el rancho son consideradas "especies exóticas" porque no se distribuyen de manera natural en México.

La identificación de los animales, realizada por inspectores federales, fue motivada a solicitud de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) tras la exploración del rancho, a fin de dar al Ministerio Público Federal un dictamen técnico pericial.