"La paz no se impone"

Los presidentes de Estados Unidos, Francia y Colombia, entre otros, insistieron durante sus discursos en la Asamblea General de la ONU en que Israel y Palestina retomen los diálogos.

El desafío que el presidente de Palestina, Mahmud Abbas, planteará el próximo viernes en Naciones Unidas, cuando pida oficialmente ante el Consejo de Seguridad el reconocimiento del Estado palestino, provocó una tormenta diplomática en la 66ª Asamblea de la Organización. Desde hace varios días, el Cuarteto para Oriente Medio (EE.UU., Unión Europea, Rusia y ONU) trata de convencer a Abbas de no presentar la petición. Hacerlo, explican, dejaría el conflicto con Israel en un punto muerto y tendría un efecto muy negativo en los países de la región. Pero, por el momento, los palestinos han hecho saber que no darán marcha atrás.

Muchos llamados para que Israel y Palestina retomen los diálogos fueron hechos en Nueva York. “En Oriente Medio hay que salir del punto muerto. Los palestinos se merecen un Estado. Israel necesita seguridad”, afirmó Ban Ki-moon, secretario general de la ONU. Por su parte, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se puso del lado de los palestinos y aseguró que “el reconocimiento del Estado palestino ayudará a lograr una paz duradera en Oriente Medio. Sólo una Palestina libre y soberana podrá atender los pedidos de seguridad de Israel”.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que la paz no se impone. “Estoy convencido de que no hay atajos para poner fin a este conflicto que se ha prolongado por décadas. La paz no se alcanza con declaraciones y resoluciones en la ONU. Si fuera así de fácil, ya se hubiera logrado”, aseguró Obama, quien horas después se reunió, por separado, con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el líder palestino, Mahmud Abbas.

Obama reiteró que apoya el establecimiento de un Estado palestino, pero a través del diálogo. “Las dos partes tienen aspiraciones legítimas”, indicó. Washington anunció hace una semana que bloqueará la demanda palestina en el Consejo de Seguridad, medida que dañaría todos los esfuerzos del mandatario estadounidense por construir una nueva relación con el mundo árabe. Según Kamla Seronal, analista en Washington, “esto complicaría no sólo la posición de Obama en el mundo; se especula que el demócrata no podría ser reelegido en 2012 sin el voto judío”.

Al intervenir poco después, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, propuso que los palestinos reciban un estatuto “intermedio de Estado observador” y ofreció un calendario de un año para llegar a “un acuerdo definitivo” de paz con Israel. Por su parte, el jefe de Estado de Colombia, Juan Manuel Santos, respaldó a EE. UU. al decir que un diálogo directo entre israelíes y palestinos es el único camino a la paz. “Una negociación es el único camino que lleva a lo que todos queremos: dos Estados viviendo en paz y con seguridad”, subrayó Santos.

En la Asamblea

Reclamo argentino

La presidenta argentina, Cristina Fernández, advirtió al Reino Unido, ante la Asamblea General anual de la ONU, con la “revisión de entendimientos provisorios bilaterales” si Londres no acepta sentarse a la mesa para negociar la soberanía de las islas Malvinas.

Lucha antidrogas

El presidente mexicano, Felipe Calderón, pidió en su discurso ante la ONU mayor compromiso de los países con gran consumo de drogas, al afirmar que el crimen organizado y el narcotráfico matan más gente en el mundo que “todos los regímenes dictatoriales juntos”.

Sanciones a Siria

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que es tiempo de que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga sanciones contra Siria. “Mientras estamos reunidos, hombres, mujeres y niños son torturados, detenidos y asesinados por el régimen sirio”, aseguró.

Histórica apertura

Desde 1974, Brasil ha sido el país encargado de abrir la sesión de debates en la Asamblea. Sin embargo, la intervención de la presidenta Dilma Rousseff se convirtió en un hecho histórico, ya que es la primera vez que una mujer es la encargada de dar el primer discurso.

Más pobres

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se refirió a la situación de pobreza de muchos habitantes del planeta, que a finales de octubre llegarán a ser 7.000 millones de personas. “A medida que crece la población, también lo hacen las desigualdades”, dijo Ban.

“Ésta será la década de América Latina”

Durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se expresó ayer en el mismo sentido que la mayoría de mandatarios latinoamericanos al apoyar el multilateralismo y destacar que la ONU debe asumir un papel central frente a las crisis mundiales. También recordó que durante su gobierno logró normalizar las relaciones con Venezuela y Ecuador: “En América Latina aprendimos que los Gobiernos y los Estados pueden tener concepciones políticas divergentes, a veces opuestas, pero esto no significa que no puedan convivir y cooperar”. Aseguró que el narcotráfico es un problema de seguridad nacional y hay cooperación regional para enfrentar el “crimen transnacional organizado”. Finalizó su discurso diciendo que ” esta será la década de América Latina y el Caribe, por tener un entorno de estabilidad política y económica y la determinación de avanzar en la política social.

Temas relacionados