Peña Nieto solicita acelerar proceso de extradición del ‘Chapo’

El mandatario mexicano habló sobre la recaptura del narcotraficante, en medio de su discurso el Foro Económico Mundial de Davos felicitó la acción de las autoridades para su recaptura.

EFE

Mientras continúa el revuelo por los presuntos negocios entre Kate del Castillo y el narcotraficante Joaquín "el Chapo" Guzmán, después de que la Fiscalía Mexicana hiciera público que está investigando a la actriz, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, dio a conocer que está enfocando todos sus esfuerzos para imprimirle velocidad al proceso de extradición del capo.

En medio de su intervención en el en el Foro Económico Mundial, celebrado en Davos, Peña Nieto señaló que "la indicación a la Procuraduría es acelerar el trabajo para lograr lo más pronto posible la extradición de este delincuente". Así mismo felicitó a las autoridades mexicanas por dar con el paradero del ‘Chapo’ tras su fuga. Una declaración criticada por muchos que aseguraron que la buena gestión hubiese sido no dejarlo escapar.

El mandatario aprovechó para hacer referencia al problema de la corrupción, otro de los puntos que, señaló, están en la mira del Gobierno mexicano para "domar y controlar esta condición humana".

La fiscal general de México, Arely Gómez, dijo que el capo Joaquín "el Chapo" Guzmán será extraditado a EE.UU. porque el presidente así lo acordó con ese país antes de que se fugara por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad. Gómez explicó que desde "abril del año pasado se tomó la decisión para que se procediera a la extradición cumpliendo con todo el proceso jurídico", que describió como "complejo".

Y es que es, precisamente, la extradición lo que más asusta al ‘Chapo’. De acuerdo con los exámenes psicológicos realizados en la prisión del Altiplano, donde está recluido, el narcotraficante se encuentra “triste y derrotado”. Durante horas, profesionales del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de México han hablado con el capo de las drogas para determinar su estado psicológico y según el columnista Carlos Loret, del periódico El Universal, Guzmán le tiene pánico a que lo envíen a una prisión en Estados Unidos. “No me quiero ir”, les dijo a los psicólogos. (Vea: “No me quiero ir”: “Chapo” Guzmán)

Por eso han extremado las medidas. Al Chapo lo cambian de celda hasta siete veces, sin ningún patrón establecido, con el fin de evitar una nueva fuga, pues las autoridades son conscientes de que este hombre es “sin duda” uno de los narcotraficantes más inteligentes que han tenido que enfrentar.