Pentágono dice que no existen "planes" para extender bombardeos en Irak

Estado Unidos ha lanzado una serie de ataques contra el Ejército Islámico para contener el avance de los yihadistas.

Makhmur, es una de las áreas que había sido atacado por combatientes yihadistas en los últimos días /AFP

El director de operaciones de EE.UU. en Irak, William C. Mayville Jr., afirmó este lunes que "no existen planes en marcha" para extender la campaña aérea en el norte de ese país a otras zonas y subrayó que los ataques a posiciones del Ejército Islámico (EI) han tenido solo efectos "temporales".

"Los bombardeos efectuados hasta ahora han tenido solo efectos temporales sobre EI, no hemos contenido la amenaza ni desbaratado el empuje" de los yihadistas, aseguró el teniente general Mayville en una rueda de prensa desde el Pentágono, en referencia a los bombardeos sobre posiciones de EI en el norte de Irak.

Rechazó, además, que Washington tenga por el momento "planes en marcha para extender la campaña de bombardeos aéreos" comenzados la semana pasada cerca de la ciudad de Erbil a otras partes de Irak.

"Estamos viendo los efectos que estamos teniendo sobre esas posiciones, esos lugares de EI que están manteniendo el asedio, y tratamos de reducir esa amenaza. En el corto, plazo ese va a ser nuestro objetivo", recalcó sobre la situación en el norte de Irak, que calificó de "complicada".

Desde el inicio de los ataques aéreos, el pasado viernes, EE.UU. ha realizado varias operaciones contra posiciones de artillería de EI cerca de Erbil, en el Kurdistán iraquí.

Al tiempo, ha lanzado desde aviones comida, agua y suministros básicos a los miles de refugiados yazidíes kurdos y cristianos que se encuentran aislados en el monte Sinyar.

Por el momento, Mayville informó de que se habían realizado "entre 50 y 60 salidas por día" desde el viernes, pero no precisó cuáles de ellas habían sido de carácter militar o de tipo humanitario.

El funcionario del Pentágono reiteró que EE.UU. sigue "muy preocupado" por la ofensiva de los yihadistas en Irak, de quienes dijo que están "muy bien organizados y equipados, y con capacidad para atacar en diferentes frentes".

Obama ha insistido este fin de semana en que pese al éxito de los bombardeos selectivos, le compete a las autoridades iraquíes hacerse cargo de la situación y buscar, en última instancia, una solución al el avance de los yihadistas, que ya controlan algunas de las principales ciudades del país, como Mosul.