Periodista denunciado por Correa más cerca de la cárcel

La Sala Penal declaró ‘en abandono’ los recursos que planteó Emilio Palacio, la defensa del comunicador calificó de “ilegal” la decisión del tribunal.

El abogado del exjefe de opinión del diario El Universo Emilio Palacio calificó de “ilegal” la decisión de un tribunal ecuatoriano de declarar en abandono los recursos de nulidad y apelación que interpuso en el caso que sigue el jefe de Estado, Rafael Correa, al periodista por injurias.

“Presentamos un recurso de casación dentro del término y la Sala tiene que proceder como señala la ley” , que es con su envío a la Corte Nacional de Justicia, dijo hoy el abogado Jorge Alvear a Efe sobre la decisión de la II Sala Penal de la Corte de la provincia de Guayas.

La Sala ratificó el pasado 20 de septiembre la sentencia de tres años de prisión a los directivos de El Universo y a Palacio, así como al pago de 40 millones de dólares, tras una audiencia en la que no estuvo presente ni el periodista, quien se exilió en Estados Unidos, ni su defensa.

Los directivos de El Universo presentaron el pasado viernes el recurso de casación, en tanto que el abogado de Palacio, Jorge Alvear, lo hizo el martes.

“Existe un recurso de casación que interrumpe la ejecución de la sentencia y ese recurso está presentado dentro del término de los cinco días y la sala sólo puede enviarlo a la Corte Nacional (de Justicia), que es a quien le corresponde calificar la legalidad o no del recurso” , insistió Alvear.

Según publica este miércoles El Universo, el pasado viernes Alembert Vera, uno de los abogados de Correa, pidió al tribunal que declare “en abandono” las apelaciones de Palacio y del propio rotativo, porque el excolumnista no acudió a la audiencia y los directivos del diario llegaron tarde.

La Sala aceptó este martes el pedido pero sólo en relación a Palacio y declaró “en abandono” los recursos del exjefe de opinión a la Corte Nacional.

El abogado de Palacio recalcó que la “providencia es ilegal e inconstitucional y los jueces por haber hecho eso podrían incurrir en prevaricato”
Correa presentó la demanda por una columna que decía que había ordenado “disparar a discreción y sin previo aviso en un hospital lleno de civiles” durante una revuelta policial el 30 de septiembre de 2010.

Ese día el mandatario estuvo retenido durante la mayoría de la jornada en un hospital, del que fue rescatado en medio de un tiroteo.

Correa había reclamado 80 millones de dólares, además de los tres años de cárcel, pero en una audiencia del 16 de septiembre renunció a esa pretensión y aceptó la indemnización de 40 millones de dólares contenida en la sentencia de primera instancia, que la corte de apelaciones ratificó.