Perú-Ecuador, peleas de supermercado

La supuesta agresión a dos mujeres por parte del embajador de Quito en Lima, Rodrigo Riofrío, ha trascendido a nivel estatal.

El embajador ecuatoriano Rodrigo Riofrío (der.) presentó sus credenciales al presidente Ollanta Humala (izq.) en septiembre de 2012. / AFP
El embajador ecuatoriano Rodrigo Riofrío (der.) presentó sus credenciales al presidente Ollanta Humala (izq.) en septiembre de 2012. / AFP

“Estamos sentando un precedente porque a la mujer peruana se la respeta”. Flor de María Hurtado es la abogada del colectivo Alternativa Verde, una de las varias ONG que han manifestado su rechazo al embajador de Ecuador en Lima, Rodrigo Riofrío. Esas fueron sus palabras al formalizar la denuncia penal en contra del diplomático ecuatoriano, después de que el 21 de abril se viera envuelto en un incidente con dos mujeres peruanas, Cristina Castro y su hija, que lo acusan de agresión.

Es literal: una pelea de supermercado tiene en problemas a las relaciones entre Ecuador y Perú. La abogada Hurtado, recia en sus reclamos, denunció a Riofrío ante la Fiscalía, porque para ella la inmunidad diplomática de la que goza el embajador no puede ser sinónimo de impunidad. Sin embargo, la versión de Ecuador es diferente. Y se habla en nombre de Ecuador porque la pelea trascendió al nivel estatal desde que el gobierno de Perú, encabezado por el presidente Ollanta Humala, expresó que era recomendable que el embajador Riofrío fuera relevado por una persona que se alejara del escándalo.

Después vino un llamado mutuo de consultas a embajadores, tanto desde Lima como desde Quito. Correa le ha entregado todo el apoyo a su embajador: su postura dice que el incidente ocurrió cuando las dos mujeres, Castro y su hija, intentaron irrespetar la fila de pago en la que se encontraba Riofrío. El embajador estaba acompañado de su sobrina y después de intercambiar algunos insultos, la discusión pasó a los golpes. El presidente ecuatoriano dice que con el video de seguridad y el reporte policial en el que derivó el incidente, es claro que Rodrigo Riofrío se defendió de las agresiones de las dos mujeres, quienes también habían golpeado a su sobrina. De acuerdo con algunos testigos, el embajador se refirió en términos despectivos a Perú. De hecho, Castro argumenta que Riofrío lanzó frases como: “Así son los peruanos, ignorantes, por eso este país no avanza, está lleno de indígenas”.

“No permitiremos que un altercado en un supermercado afecte las extraordinarias relaciones entre Ecuador y Perú, pero tampoco permitiremos que se sacrifique la verdad”, fueron las palabras de Rafael Correa en su cuenta de Twitter, en la que también se refirió al estado de las relaciones después del llamado a consultas de embajadores: “Si el embajador Rodrigo Riofrío no puede regresar a Lima, con el dolor del alma el embajador peruano, Javier León, no podrá regresar a Quito”.

El tema ya ha tocado a la política nacional de ambos países, donde las comisiones legislativas para las relaciones exteriores han evaluado el caso y se han contactado con funcionarios de las cancillerías. De acuerdo con las palabras del vicecanciller de Ecuador, Marco Albuja, están trabajando fuerte para que el incidente sea solucionado pronto. Albuja destacó las labores que vienen adelantando conjuntamente los gobiernos en materia de salud y defensa e informó que Correa como Humala están solucionando la situación personalmente: “Le apuesto horas o días. No debe pasar de esta semana para que demos por superado totalmente el incidente. Se tomarán las decisiones que se deban tomar”.

 

Temas relacionados