Perú preocupado por turistas nudistas en Machu Picchu

Las autoridades reforzaron la vigilancia de sus monumentos históricos.

Perú reforzó la vigilancia de sus monumentos históricos en el departamento del Cusco por atentados con aerosoles a muros prehispánicos, así como por la nueva tendencia de algunos turistas extranjeros de tomarse fotos desnudos en el santuario arqueológico Machu Picchu.

Hace unos días fue pintada con spray la famosa Piedra de los Doce Ángulos en el palacio del emperador Inca Roca, actualmente sede del Palacio Azobispal de la ciudad de Cusco. El mismo sujeto que realizó estas pintadas también atentó contra otros lugares arqueológicos, según la policía, que inició su búsqueda.

"A pesar de las nuevas técnicas de borrado, la pintura empleada dejaría secuelas irreversibles en la piedra más importante del palacio de Inca Roca", informo a la AFP un vocero de la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDC) del Cusco.

Ricardo Ruiz Caro, jefe de la DDC, dijo a la prensa que en los tres primeros meses del año "se han registrado cuatro incidentes similares de pintadas con aerosol, en el 2013 recuerdo unos 33, que incluyen al centro histórico de la Ciudad Imperial".

El funcionario anunció el relanzamiento del programa "Vigías del Patrimonio" con apoyo de universitarios, escolares y vecinos, en una gran cruzada en defensa del patrimonio cultural.

Otra de las preocupaciones de la Dirección de Cultura del Cusco, órgano del ministerio de Cultura, es la moda de algunos turistas de tomarse fotografías desnudos en el complejo arqueológico del Machu Picchu y luego colgarlas en blogs.

El ministerio de Cultura señaló en un comunicado que "rechaza cualquier acto irrespetuoso cometido por los visitantes en los espacios del Santuario histórico de Machu Picchu o cualquier espacio público vinculado a nuestro Patrimonio Cultural".

El ministerio aseguró que "se han redoblado esfuerzos para la permanente vigilancia y monitoreo del sitio patrimonial, por lo que la oportuna intervención del personal de seguridad del Santuario ha impedido que los turistas sigan cometiendo este tipo de conductas".

En el comunicado se invoca a los visitantes a colaborar en la protección del patrimonio cultural y "estar alertas ante este tipo de actitudes que solo buscan protagonismo".

Según las leyes peruanas, se sanciona con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de ocho años y con 180 a 365 días-multa, al que destruye, altera, extrae del país o comercializa bienes del patrimonio cultural prehispánico o no los retorna de conformidad con la autorización que le fue concedida.

Temas relacionados

 

últimas noticias