Pesimismo en Nigeria frente a regreso de 200 niñas secuestradas

El expresidente de este país, señaló que consideraba "inconcebible" que regresen todas las menores raptadas.

AFP

 El expresidente de Nigeria Olusegun Obasanjo consideró este viernes "inconcebible" que regresen las más de 200 niñas secuestradas hace casi dos meses por la milicia radical islámica Boko Haram y advirtió que puede que la mitad de ellas "nunca sean encontradas".

"Es inconcebible traerlas a todas de vuelta. Si usted consigue devolverlas a todas, lo voy a considerar casi un milagro. ¿Cree que todavía las mantienen a todas juntas? La logística que necesitan para mantener a más de 200 niñas juntas es demasiada", aseguró este viernes Obasanjo al diario nigeriano "Premium Times".

Desde que el pasado 14 de abril el grupo terrorista secuestró a las menores en la localidad de Chibok, en el norte de Nigeria, estos comentarios de Obasanjo sobre la posibilidad de rescatar a las niñas han sido los más pesimistas.

Boko Haram, que reivindicó públicamente la autoría del secuestro y amenazó con vender a las menores, condicionó su liberación a la excarcelación de fundamentalistas presos en el país.

Obasanjo, que desde un primer momento se mostró partidario de negociar con los secuestradores, volvió a insistir en que está dispuesto a dialogar con el líder de Boko Haram, pero sólo si tiene el visto bueno del presidente nigeriano, Goodluck Jonathan.

"Si ellos (el Gobierno) se comprometen a negociar, entonces podemos empezar a hablar con ellos (Boko Haram)", afirmó el expresidente.

"Nadie puede hacer nada solo. Usted no puede hacerlo solo, no es una misión de un hombre, ni siquiera es una misión de dos hombres. Es una misión colectiva. Incluso puede ser una misión internacional", añadió.

Aunque el pasado 26 de mayo el jefe de las Fuerzas Armadas de Nigeria, Alex Badeh, aseguró haber localizado a las niñas, a día de hoy todavía permanecen retenidas y muchos temen que hayan podido ser separadas en varios grupos y trasladadas fuera del país.

En las labores de rescate, el Ejército de Nigeria cuenta con el apoyo internacional de países como Estados Unidos o Reino Unido, que han enviado a Nigeria expertos militares y "drones" (aviones no tripulados) para encontrar a las niñas.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer un Estado islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiana en el sur.

La milicia radical también secuestró la semana pasada a veinte mujeres en un asentamiento nómada del Estado de Borno -feudo político y operativo de Boko Haram- muy cercano a Chibok.

Desde que la Policía acabó en 2009 con el entonces líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, el grupo terrorista ha asesinado a 12.000 personas y ha herido a otras 8.000 en los últimos cinco años, según señaló el presidente nigeriano.