PETA alerta en Bangkok de las enfermedades por el abuso de consumo de carne

Con una llamativa campaña en las calles de Bangkok que sirvió también para denunciar algunas prácticas de la industria cárnica, esta organización por los derechos de los animales lanzó una advertencia.

AFP

Dos activistas femeninas, vestidas con lencería roja y tacones de punta, repartieron bananos entre las personas que transitaban por una de las principales intersecciones de la capital tailandesa con el objetivo de llamar la atención sobre la supuesta relación del consumo de carne y la impotencia masculina.

"Es un mensaje sexy y provocativo que nos lleva al punto simple de si te importa tu salud, los animales, el medioambiente y tu vida sexual lo mejor que puedes hacer es convertirte en vegano", dice Ashley Fruno, organizadora de campaña de PETA en Asia-Pacífico.

La campaña, lanzada previa a la celebración del Día de los Enamorados, llama a la población a concienciarse sobre la alimentación y cómo el colesterol puede contribuir a taponar las arterias y afectar al riego sanguíneo que llega a los órganos vitales.

Las activistas no tuvieron problemas con las autoridades para realizar su campaña, a pesar de que un pequeño grupo de militares se acercara para informarse sobre lo que acontecía.

Tras el golpe de Estado del pasado 22 de mayo, los militares en el Gobierno han prohibido las manifestaciones de protesta política en todo el país.

"Pienso que no es una manera apropiada de protestar. En Tailandia no llamamos la atención a través del cuerpo. Es mejor utilizar otras maneras para atraer a la gente", señala Pitchapat Lerchaosiri, una tailandesa estudiante universitaria.

"Me parece estupenda la iniciativa. Yo soy vegetariana (...) Aunque no entiendo la relación entre ser vegetariano e ir en lencería por la calle", comenta Marivi López, una turista española.

Según la organización, el consumo abusivo de carnes y otros productos animales, como los huevos, está vinculado con el incremento de riesgos de sufrir enfermedades cardiacas, diabetes, obesidad y cáncer."PETA quiere mostrar a los obstruidos carnívoros las maravillas de la 'viagra vegetariana' como una manera sencilla de hacer del mundo un lugar más amable para los animales y feliz para los amantes", señala Fruno.

Los activistas también acusan a las factorías de tratar como "máquinas de carne" a los animales, a los cuales se les somete a un "sufrimiento masivo".
 

Temas relacionados