Polémica en España tras reportaje contra las minifaldas

El informe fue difundido por la televisión pública y subrayaba el peligro de que las adolescentes lleven faldas demasiado cortas.

Un reportaje difundido este martes en la televisión pública española que subrayaba el peligro de que las adolescentes lleven faldas demasiado cortas, suscitó el miércoles un alud de reacciones de indignación en las redes sociales y entre la oposición de izquierdas.

"El verano está ya muy cerca y para muchos adolescentes será el primero en disfrutar una serie de cambios en su cuerpo. Los padres están preocupados por la ropa que van a llevar como minifaldas muy cortas o pantalones demasiados caídos", explicaba la presentadora del telediario de sobremesa de TVE.

Daba así paso a un reportaje grabado en un taller de formación "en que enseñan a los padres cómo afrontar esta nueva situación".

En dicho taller, una psicóloga aconseja a los padres que pongan a sus hijos frente a un espejo para hacerles entender que la imagen que transmiten es importante.

La madre de dos adolescentes declara por ejemplo que sus hijas "a lo mejor no tienen el concepto de ir provocando, pero a lo mejor los que las ven sí ven que van provocando".

La oposición socialista reaccionó en un comunicado, calificando el reportaje de "rancio, casposo y de baja calidad": la televisión pública "quiere imponer su moral y devolvernos a la etapa del No-Do", el noticiero franquista proyectado en los cines durante la dictadura, consideró el portavoz del grupo socialista en la comisión de control de TVE, Juan Luis Gordo.

En Twitter, las protestas fueron numerosas. Algunos internautas subrayaban que es "muy desafortunado vincular vestimenta y provocación, es un mensaje que culpabiliza a las mujeres".

Otros se mostraban más indignados: "¿Van a venir a decirme qué ponerme? ¿BURKA?", "En un par de meses será delito llevar minifalda", "Dimisión YA de la directiva de TVE por cargase la televisión pública, intentando imponer una moral retrograda y ultraconservadora".

La radio-televisión pública española estuvo marcada en el verano boreal de 2012 por el estrepitoso despido de algunas de sus figuras más famosas, creando malestar entre los periodistas que temían una intervención de la televisión y la radio pública por el gobierno conservador de Mariano Rajoy.

Temas relacionados