Polémico asesor de Evo Morales

Una investigación sostiene que el ministro de la Presidencia de Bolivia tuvo una estrecha relación con el capo brasileño Maximiliano Dorado Munhoz Filho.

Un polémico asesor vuelve a poner en problemas al presidente de Bolivia, Evo Morales. Una investigación realizada por la revista brasileña Veja señaló que Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia, tuvo una estrecha relación con el capo brasileño Maximiliano Dorado Munhoz Filho. El informe, que se basa en documentos producidos por la Unidad de Inteligencia de la Policía Boliviana, revela que Max, como también se conoce al narcotraficante, estaba escondido en Bolivia en 2010.

“El día 18 de noviembre de 2010 a las 2 de la tarde, los policías que vigilaban el inmueble presenciaron una cena extravagante. Quintana aparecía en compañía de Jéssica Jordán, de 28 años, famosa en su país por haber sido elegida Miss Bolivia tan sólo cuatro años antes. Ambos tenían por aquel entonces, puestos de confianza en organismos estatales. Quintana era el director de la Agencia para el Desarrollo de las Macrorregiones y Zonas Fronterizas”, reportó Veja.

Quintana fue ministro de Gobierno de Morales durante su primer mandato y fue oficial del Ejército, pero actualmente se encuentra en retiro definitivo. Es licenciado en sociología. En 2005, en la campaña del MAS (Movimiento al Socialismo) para las elecciones, Quintana se perfilaba como ministro de Defensa, pero sorpresivamente se convirtió en el hombre de confianza de Morales. Es considerado por algunos “el Montesinos de Evo Morales”, y según reportes de prensa, cuando estuvo en el Ejército fue acusado de contrabando y abandono de su puesto.

Hoy, dice la prensa boliviana, es “superministro” y controla al Congreso, a los constituyentes y a los ministros, y por intermedio de ellos (por el poder que tiene en sus manos). Según Veja, Morales sabía de los nexos de su ministro con el narcotráfico, pero guardó silencio y hoy anuncia demandas contra la revista.

Temas relacionados
últimas noticias