Policía busca desactivar explosivos en la casa del autor de masacre en EE.UU.

La policía informó que el apartamento de James Holmes tiene un sistema de detonantes "muy sofisticado", equipado con "elementos inflamables o explosivos".

Expertos en explosivos retoman este sábado sus esfuerzos por desactivar los detonantes del apartamento del joven que mató a 12 personas e hirió a 58, al disparar el viernes contra el público durante el estreno de Batman en la ciudad de Aurora (Colorado, Estados Unidos).

En la noche del viernes, cientos de personas lloraron la tragedia en una vigilia frente al cine Century 16 de Aurora, un pequeño suburbio de Denver, donde en la madrugada del viernes un hombre inició el sangriento ataque durante el estreno de "The Dark Knight Rises", la última entrega de la saga de Batman.

James Holmes, de 24 años, supuestamente habría activado un gas irritante e inició un tiroteo que dejó 12 muertos y 58 heridos. (Leer en este link el perfil de Holmes).

Los escuadrones de expertos intentaron durante todo el viernes ingresar al apartamento de Holmes, pero se dieron por vencidos al anochecer y retoman la labor este sábado, en la espera de encontrar pistas que revelen el móvil del atacante.

La policía informó que el apartamento tiene un sistema de detonantes "muy sofisticado", equipado con "elementos inflamables o explosivos".

"Entrar de forma segura al apartamento es muy complicado. Yo, personalmente, nunca había visto nada que se parezca a lo que muestran las fotos del lugar", dijo el jefe de la policía local, Dan Oates, en declaraciones a la prensa.

"Hay un montón de cables, frascos llenos de municiones, frascos llenos de líquidos. Tenemos un gran desafío", precisó.

Según los vecinos, la policía desalojó a las 02H00 de la madrugada a los residentes del edificio de Holmes, diciéndoles que había riesgo de bomba y sin darles tiempo de recoger un cepillo de dientes o una muda de ropa.

En las horas siguientes fueron desalojados otros tres o cuatro edificios, de acuerdo a distintas versiones, y sus habitantes enviados a refugios.

En tanto, la zona estaba fuertemente acordonada.

Oates confirmó que en el ataque durante la proyección de la película Holmes disparó con un rifle de asalto AR-15, una escopeta Remington y una pistola automática Glock.

"En los últimos 60 días, (el detenido) compró cuatro armas en una tienda local (...) y compró más de 6.000 rondas de municiones a través de internet", dentro del marco legal, precisó Oates.

El arsenal que llevaba Holmes incluía más de 3.000 rondas de municiones para un rifle de asalto, 3.000 rondas para dos pistolas Glock, y 300 rondas para una escopeta, indicó el jefe policial.

"Todos los días en la mañana andaba subiendo cajas y cajas y bolsas al carro. Eso sí se me hacía sospechoso, pero no pensábamos que fuera a hacer eso", dijo su vecino Gabriel Macías, un mexicano que trabaja de noche en una fábrica y que cuenta que lo veía entrar y salir a diario con la carga.

En el hospital de niños local había seis jóvenes víctimas, la menor de ellas de sólo seis años. Al menos tres de los heridos eran militares estadounidenses.

Los disparos lanzados en una sala atravesaron las paredes y golpearon a personas en la sala contigua. La policía llegó en 90 segundos y poco después había 200 agentes en el lugar.

"Casi todo el mundo recibió un tiro", dijo Oates, agregando que sólo un puñado de los que están siendo tratados en los hospitales no tienen heridas de bala, sino lastimaduras sufridas durante el caos.

El esperado estreno de la última película del superhéroe llevó a que muchos fanáticos -principalmente adolescentes y jóvenes adultos- asistieran disfrazados a la sala, lo que habría permitido al atacante pasar desapercibido con las armas y la máscara antigás.

Tras la tragedia, la AMC, importante cadena de cines de Estados Unidos, anunció el refuerzo de los procedimientos de seguridad con la prohibición de uso de máscaras y armas de juguete en las salas.

Durante la vigilia en honor a las víctimas, una mujer que se describió solamente como "una madre" dirigía una plegaria junto a un grupo de jóvenes que se abrazaban en círculo. Cuando terminaron de rezar, estaban todos llorando.

"Conocí a algunos de los muchachos que estaban allí", dijo Patty Almond. "Son todos amigos, mi hijo va a la escuela con ellos. Algunos están bien, pero acabamos de enterarnos de uno que no, que no se salvó. Estamos rezando por él", contó.

Sobre el césped, había varios grupos de velas y flores rodeadas de mensajes. En una de las cartas, escrita con letra infantil, se leía: "A todas las almas inocentes... Esto es para ustedes. Nunca olvidaremos. Esto es Aurora".

El director de la película, el laureado Christopher Nolan, dijo a la prensa que sentía una "profunda pena ante esta tragedia absurda", que violó "la inocencia del cine".

La masacre provocó además la suspensión de la campaña electoral en Estados Unidos y un decreto de seis días de duelo.

El presidente Barack Obama se dijo "estupefacto" por el tiroteo y calificó la violencia de "sin sentido".

Aurora es una ciudad cercana al instituto de Columbine, donde en 1999 se produjo una matanza en la que dos estudiantes abrieron fuego dejando 13 muertos y 24 heridos.