Policía francesa frustró nuevo atentado