Presidenta argentina, autorizada a retomar actividad laboral

Cristina Fernández de Kirchner "se encuentra en alta cardiológica y en condiciones de retomar sus actividades formales a partir del lunes 18" dijo el portavoz Alfredo Scoccimarro.

La presidenta argentina, Cristina Fernández.AFP

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner podrá retomar su actividad normal a partir del 18 de noviembre próximo, tras ser operada de un hematoma craneal el 8 de octubre pasado, informó este lunes el vocero presidencial al leer un parte médico.

Fernández de Kirchner, de 60 años, "se encuentra en alta cardiológica y en condiciones de retomar sus actividades formales a partir del lunes 18" de noviembre, dijo el portavoz Alfredo Scoccimarro, quien dio cuenta de un parte de la clínica privada Fundación Favoloro de Buenos Aires, donde fue intervenida la mandataria.

La presidenta fue operada por un hematoma intracraneal producido en agosto a raíz de un accidente casero, y también se le había detectado una arritmia.

El sábado recibió el alta neurológica y neuroquirúrgica.

"Los controles clínicos y el Holter de 48 horas realizados a la señora Presidenta ha puesto en evidencia la ausencia de arritmia significativa y un buen estado cardiovascular", indicó el comunicado médico.

Desde su operación, la presidenta mantuvo estricto reposo en la residencia de Olivos y el Poder Ejecutivo quedó interinamente a cargo del vicepresidente Amado Boudou.

Durante el período de convalecencia, el gobierno perdió las elecciones legislativas de medio término en los principales del distritos del país, aunque conservó la mayoría en el Congreso.

También en ese lapso, la Corte Suprema de Justicia falló a favor del gobierno en una larga disputa con el poderoso grupo multimedios Clarín por una ley antimonopólica que obligará al hólding a desprenderse de decenas de licencias de radio y televisión.

Altos funcionarios oficiales no descartaron que en el retorno a sus funciones la presidenta realice cambios en su gabinete para fortalecer a su gobierno en los dos últimos años de su segundo y último mandato.

Como resultado de las legislativas del 27 de octubre pasado, Kirchner gobernará con mayoría en ambas cámaras del Congreso, aunque se registraron señales de preocupación por haber caído en los principales distritos, incluida la provincia de Buenos Aires, que concentra casi el 40% del padrón nacional y es el bastión del gobernante peronismo.

El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, sostuvo que los cambios en el consejo de ministros pueden suceder "en cualquier momento, pero los argentinos tienen que quedarse tranquilos porque lo que no va a cambiar es el modelo", que el gobierno llama de crecimiento con inclusión social.