Presidente de Ecuador ofrece amnistía a criminales que capitulen

El mandatario señaló que esta oferta no incluye a los llamados “criminales mayores”.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ofreció el sábado amnistiar a miembros de bandas criminales que se entreguen y cooperen para desmantelar esas organizaciones, siempre que no hayan cometido delitos como asesinato.

"Desmovilícense, entréguense, colaboren con las autoridades para descubrir todas las redes, paren de delinquir y podemos hablar de reducción de penas e incluso de amnistía", dijo Correa en su informe semanal de labores, dirigiéndose a las "bandas del crimen organizado".

La oferta, no obstante, no cubre a los "criminales mayores" o culpables de asesinato, afirmó.

"Pero para los cómplices, para los colaboradores menores, incluso podemos hablar de amnistía como en cualquier parte del mundo y como se ha practicado ya en Ecuador", aseguró Correa, evocando la desmovilización de paramilitares o guerrilleros en Colombia y de pandilleros en Quito.

El mandatario, que aplica una política de recompensas para capturar a los criminales más buscados (ocho ya en manos de las autoridades), advirtió que mientras los delincuentes no capitulen el Estado seguirá combatiéndolos hasta derrotarlos.

"No vamos a claudicar en nuestro afán de dar seguridad al país", sostuvo Correa, refiriéndose en particular a la banda "Los Choneros", que según él tiene unos 300 miembros, varios dedicados al sicariato.

El jefe del Estado Mayor de la Policía, general Wilson Alulema, dijo el miércoles en el diario La Hora desconocer el número exacto de bandas criminales de operan en Ecuador y su tamaño.

"No son tres o cuatro, son varias, incluso puede haber alguna que no esté identificada", señaló.

Temas relacionados