Presidente yemení insiste en que no renunciará al poder

Ali Abdalá Saleh se comprometió a "sacrificar la sangre y el alma" por el pueblo yemení.

El presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, reiteró que no renunciará al poder y se comprometió ante miles de seguidores a "sacrificar la sangre y el alma" por el pueblo yemení.

"Os prometo que me sacrificaré con mi sangre y alma, y con lo más valioso, por nuestro gran pueblo yemení", subrayó el mandatario en un breve discurso ante cientos de miles de sus partidarios en la plaza Al Sabain, en el centro de Saná.

Tras las multitudinarias manifestaciones de apoyo que ha recibido últimamente, Saleh recuperó fuerzas frente a las exigencias de la oposición política, que le exige la renuncia inmediata.

Yemen es escenario de protestas contra Saleh desde el pasado 27 de enero, aunque se intensificaron a mediados de febrero pasado, en medio de la ola de reivindicaciones democráticas, sociales y económicas que viven Oriente Medio y el norte de África.