Presidentes de Ucrania y Rusia buscan rebajar la tensión en Kiev

El suministro de gas sigue siendo un punto álgido en medio de los dos países.

Así se vivió el inicio de las protestas en Kiev. / EFE

 Los presidentes ruso, Vladimir Putin, y ucraniano, Petro Poroshenko, mantuvieron conversaciones telefónicas durante las cuales se refirieron a un plan para salir de la crisis en el este prorruso de Ucrania, tal como indicó el Kremlin.

"El presidente de Ucrania comunicó a Vladimir Putin su plan para solucionar las cosas en el sureste ucraniano", indicó el portavoz de Putin a agencias rusas.

Además, "los mandatarios hablaron de temas vinculados con el desarrollo de las relaciones bilaterales", agregó Dimitri Peskov.

Poroshenko también felicitó a Putin por la fiesta nacional rusa que se celebraba este jueves, afirmó.

Poco antes de estas declaraciones de Peskov, el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, había estimado que el gobierno de Ucrania estaba incumpliendo sus promesas de "contener la violencia" en el este prorruso del país, y Kiev había replicado que Moscú era responsable de la tensión en esa zona.

Mientras tanto La corporación gasística rusa Gazprom advirtió a Ucrania que si no paga sus deudas le aplicará a partir del próximo 16 de junio el sistema de pago por adelantado para el suministro de gas.

"Gazprom debe ver en su cuenta 1.951 millones de dólares antes de las 10 de la mañana del 16 de junio. En caso contrario, introduciremos el régimen de prepago", aseguró Alexéi Miller, presidente de Gazprom, a medios locales.

Miller, que tachó de "chantaje" la postura ucraniana de negarse a pagar el precio que le exige Moscú, subrayó que no habrá más aplazamientos para el pago de la deuda ucraniana.