PRI acusa a López Obrador de ser un "mal perdedor"

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) calificó este jueves los últimos comicios mexicanos como "la elección más equitativa" en la que salió electo su candidato Peña Nieto.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) calificó este jueves los últimos comicios mexicanos como "la elección más equitativa" de la historia del país y acusó al líder de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, de ser un "mal perdedor".

"Las preferencias políticas de millones de votantes no pueden ser invalidadas por una actitud que se resiste a reconocer la verdad jurídica y la realidad política de México", afirmó el presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, en un mensaje ante los periodistas.

Joaquín Coldwell hizo sus afirmaciones poco después de que López Obrador confirmara que pedirá que se invaliden los comicios del 1 de julio al considerar que hubo una millonaria compra de votos que benefició al PRI, entre otras irregularidades.

El dirigente del PRI agregó que su agrupación acudirá a los tribunales electorales "no sólo para defender la legalidad de este proceso electoral" y el "triunfo legítimo" del PRI, sino también para defender el voto de los millones de mexicanos que ejercieron su derecho y a quienes López Obrador "quiere anulárselo".

Según Joaquín Coldwell, la decisión de la izquierda de desconocer los resultados de los comicios "falta a un principio fundamental en la democracia, que es el de reconocer los resultados electorales aun en la adversidad".

El Instituto Federal Electoral (IFE) dio como ganador de las elecciones presidenciales al aspirante del PRI, Enrique Peña Nieto, con el 38,21 % de los votos, y ubicó en segundo lugar a López Obrador con el 31,59 % de los sufragios.

El líder del PRI calificó de "falsos" los argumentos utilizados por López Obrador para pedir la invalidez de los comicios y acusó al candidato de la izquierda de evadir su responsabilidad con los partidos que lo postularon "por no haber podido ser una mejor opción".

Comparó los resultados que tuvo López Obrador en 2006, cuando perdió las elecciones presidenciales por 0,56 puntos porcentuales frente al actual presidente Felipe Calderón, con los resultados de la última votación, y dijo que el candidato izquierdista "no pudo convencer a la mayoría de las regiones del país con sus propuestas".

"El único problema de esta elección fue haber tenido a quien probada y reiteradamente ha sido un mal perdedor", insistió.

Los resultados de las elecciones tienen que ser revisados por el máximo tribunal electoral, que debe pronunciarse sobre su validez antes del 6 de septiembre, plazo fijado para que sea declarado presidente electo el vencedor de la votación del 1 de julio.