Principal aspirante a suceder a Netanyahu tratará de reavivar proceso de paz

Herzog tratará de pulsar cuál es el "espíritu" de los palestinos y si desean emprender un nuevo proceso bilateral con Israel.

El dirigente laborista israelí Isaac Herzog, principal candidato a reemplazar al primer ministro, Benjamín Netanyahu, dijo que de conseguir formar gobierno tras las elecciones del próximo 17 de marzo tratará de reavivar el proceso de paz con los palestinos.

"Trataré de reavivar el proceso con nuestros vecinos palestinos basado en una plataforma regional, predominantemente con Jordania y Egipto", dijo hoy ante medios extranjeros Herzog, que concurre a las elecciones en una coalición con Tzipi Livni, líder del centrista Hatnuá y exjefa del equipo negociador israelí.

Según las últimas encuestas, el líder laborista disputaría a Netanyahu la posibilidad de formar gobierno, si bien todo dependerá, como suele ocurrir en el fragmentado arco parlamentario israelí, de la capacidad que tenga para conformar una coalición estable.

En una convocatoria en la que en todo momento se presentó como candidato a suceder a Netanyahu, Herzog matizó sin embargo, que "una vez ocupe el cargo de primer ministro", tratará de pulsar cuál es el "espíritu" de los palestinos y si desean emprender un nuevo proceso bilateral con Israel o continuar por la senda del unilateralismo.

"No sé qué tipo de espíritu observaremos entre los palestinos a partir del 17 de marzo, ni sé que tipo de liderazgo palestino encontraré" comentó el político israelí, que en numerosas ocasiones se ha reunido con el presidente palestino, Mahmud Abás, incluso en la sede de su Ejecutivo en Ramala.

"Puede tratarse de un liderazgo demasiado enamorado de los pasos unilaterales, incluidas amenazas a nuestros hijos e hijas en la Corte Internacional de Justicia, algo totalmente inaceptable para mí, y puede optar por no regresar a las negociaciones bilaterales", adelantó.

Aunque insistió una y otra vez en que hará todo lo posible por reanudar el diálogo de paz, mostró cierto grado de incertidumbre sobre el momento que atraviesa el conflicto.

"Haré todo lo posible para retornar a las conversaciones y reavivar el proceso con nuestros vecinos, pero seamos lúcidos al respecto: La situación hoy entre israelíes y palestinos no es la mejor, sino uno de los peores períodos en nuestras relaciones", subrayó.

Con todo, abogó por la construcción de medidas de confianza mutua y el diálogo cara a cara como elementos para salir del atolladero en que se encuentra el proceso de paz.

En el plano interno, se comprometió a impulsar una agenda económica social que provoque un cambio en Israel, y en clave internacional a reforzar y mejorar la relación estratégica con EEUU.

Asimismo, consideró un "error" el discurso que el próximo 3 de marzo tiene previsto pronunciar Netanyahu en el Congreso de Estados Unidos por invitación de la mayoría republicana.

En lo tocante a la cuestión nuclear iraní, Herzog precisó que difiere de Netanyahu en la forma de abordar el tema, aunque reconoció que, en esencia, la posición de cualquier dirigente israelí es similar.

"He dicho muchas veces que no hay diferencia entre la oposición y la coalición en Israel sobre la amenaza nuclear iraní, ningún líder israelí aceptará jamás un Irán nuclear. Sin embargo, en la forma de enfocar el asunto difiero del primer ministro", manifestó.

Herzog defendió la vía diplomática y "discusiones francas y abiertas" tanto con la Administración estadounidense como con las potencias que negocian con Teherán, a las que, en su opinión, se debe expresar una posición firme para impedir un mal acuerdo.

Como novedad, apuntó que debe exigirse a la comunidad internacional que incluya en cualquier acuerdo con Irán que reconozca a Israel.

"Irán es el único estado miembro de la ONU que llama a la erradicación de otro estado miembro", señaló.

 

últimas noticias