Protestan en Gaza por suspensión de ayudas de la ONU para reconstrucción

Los manifestantes lanzaron piedras contra las oficinas del coordinador de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio, a las que causaron daños, e irrumpieron en el interior de un patio del edificio.

Bombardeos en la franja de GazaEFE

Centenares de palestinos se manifestaron en Gaza para protestar contra la decisión de la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) de suspender la asistencia a familias afectadas por el último conflicto por falta de fondos.

Los manifestantes se congregaron frente a las oficinas del coordinador de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio (UNSCO) en la capital de la Franja, donde decenas de participantes lanzaron piedras contra el edificio, al que causaron daños, e irrumpieron en el interior de un patio del mismo.

El martes la UNRWA anunció que suspendía las ayudas económicas a las familia afectadas durante la intervención militar israelí en Gaza entre julio y agosto de 2014 debido a la falta de fondos comprometidos por los países donantes para la reconstrucción.

En un encuentro organizado en octubre pasado en El Cairo por Noruega y Egipto, los países donantes ofrecieron unos 5.400 millones de dólares para hacer frente a la reconstrucción tras la ofensiva israelí "Margen Protector", que dejó casi cien mil desplazados y más de 50.000 viviendas destruidas o dañadas.

El plan de la UNRWA, que en los últimos meses ha aportado 135 millones de dólares para ayudar a reconstruir las viviendas o pagar alquileres de familias desplazadas, tiene un coste total de 720 millones de dólares.

El portavoz de esa organización, Chris Gunnes, aseguró a Efe que vienen advirtiendo del problema en los últimos meses, pero el dinero no acaba de llegar y que a su organización le faltan 585 millones de dólares.

Según datos oficiales, alrededor de 90.000 familias en la Franja siguen sin hogar y han recibido ayudas financieras parciales para alquilar temporalmente casas o reparar daños causados a sus viviendas.

Saleh Shalha, de 30 años y vecino de la localidad de Yabalia, en el norte del territorio, donde es propietario de una casa destruida, explicó la manifestación de hoy ha sido la respuesta de los afectados a la decisión de la ONU.

"La ONU nos ha ignorado y nos deja a nuestra suerte cuando decidió interrumpir las ayudas o reconstruir nuestras casas destruidas. Llamamos a la comunidad internacional a que asuma la responsabilidad sobre nuestra tragedia", manifestó.

La concentración fue organizada por el movimiento popular pro-Hamás Comité para Defender a los Refugiados Palestinos en coordinación con el Comité Local para Desafiar el Bloqueo Israelí.

Adham Abu Selmeya, funcionario de Hamás y representante del comité de refugiados, criticó al presidente palestino, Mahmud Abás, y al Ejecutivo de unidad "por no haber condenado la decisión de la ONU de cesar las ayudas al pueblo de Gaza".

"Esto significa que Abás, el gobierno de unidad, la ONU e Israel, comparten el peso del bloqueo impuesto a la Franja de Gaza y el retraso en la reconstrucción como resultado de lo que la ocupación israelí destruyó", añadió Abu Selmeya.

Este activista advirtió de que la comunidad internacional y la ONU deberían apresurarse en cambiar la situación actual en la Franja antes de que sea demasiado tarde y los ánimos de la población lleven a una oleada de ira difícil de controlar.