"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 horas

Las pruebas del presunto fraude electoral en México

Andrés Manuel López Obrador insiste en rechazar los resultados de las últimas elecciones.

Representantes de la izquierda mexicana utilizaron cinco vehículos para transportar los documentos y otras pruebas a fin de respaldar su petición a las autoridades electorales de anular los comicios del 1 de julio.

El material incluye documentos, testimonios, vídeos, grabaciones de audio, actas notariales, tarjetas de prepago supuestamente regaladas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y objetos de campaña, así como el legajo legal que sustenta la petición.

Andrés Manuel López Obrador insistió este viernes en rechazar los resultados de las últimas elecciones y confirmó que en las próximas horas pedirá la invalidez de la votación porque, según dijo, no permitirá "que la corrupción domine por entero la vida nacional". Ver Galería

Todo ello apoya el juicio de inconformidad presentado por la izquierda en la sede del Instituto Federal Electoral (IFE), que se encargará de trasladar el material al máximo tribunal electoral, encargado de resolver el caso.

"Está en juego nada más y nada menos que la constitucionalidad del presidente de la República de México en los próximos seis años", afirmó el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, en una rueda de prensa en la sede del IFE.

"La autoridad electoral dirá si tenemos razón", agregó el líder partidista. El PRD se alió a otros dos grupos de izquierda menores para presentar a Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial en los últimos comicios.

Según el escrutinio oficial, López Obrador quedó en segundo lugar en las elecciones presidenciales, con el 31,59 % de los votos, detrás del aspirante del PRI, Enrique Peña Nieto, que obtuvo el 38,21 %.

El secretario ejecutivo del IFE sólo dijo que recibía el legajo y que sería remitido "rápidamente" a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que se encargará del caso.

La presentación se hizo poco antes de que venciera esta medianoche el plazo para presentar impugnaciones sobre los comicios del 1 de julio, que comenzó a correr desde que se dieron a conocer los resultados oficiales del escrutinio.

El IFE, en un comunicado posterior, informó que "dará aviso" del tema al TEPJF y lo hará de conocimiento público en un plazo máximo de 72 horas.

"Dentro de ese plazo, los posibles terceros interesados podrán comparecer por escrito, ofrecer y aportar las pruebas y documentos que consideren, y realizar las manifestaciones que a su derecho convengan", agregó el IFE en su comunicado.

Cuando termine ese período, el IFE remitirá al tribunal electoral el escrito original con la impugnación presentada, así como la información adicional.

El gobernante Partido Acción Nacional (PAN), que quedó en tercer lugar, ha presentado también sus propias impugnaciones parciales, pero ya anunció que no pediría la invalidez de las elecciones en términos generales como solicitó la izquierda.