Las Pussy Riot fueron brutalmente agredidas por la policía en Sochi, Rusia