“¡Queremos respeto!”: Defensor del Pueblo de Venezuela

El defensor del Pueblo de Venezuela asegura que en Colombia, Brasil y España buscan en su país razones para resolver asuntos internos.

El defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek William Saab. / EFE
A propósito de una reunión que agrupa a todos los defensores del Pueblo de Iberoamérica y que comienza a partir de hoy en Bogotá, Tarek William Saab, defensor del pueblo de Venezuela, aseguró: “No queremos que se siga usando el tema de Venezuela para que Colombia dirima sus diferencias, queremos respeto”. 
 
De nuevo Venezuela sale mal librada en el informe sobre derechos humanos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 
 Este es un organismo adscrito a la OEA, que cada vez que emite un informe sobre Venezuela —particularmente desde los últimos 15 años— revela la forma como califica y discrimina. No se hace igual con Estados Unidos, México o Colombia, en donde la situación de derechos humanos es crítica y caótica. La CIDH actúa selectivamente para desdibujar la imagen de un país y ocultar lo que pasa en otras naciones. Ese informe no tiene credibilidad. 
 
Entonces, ¿cómo es la situación de derechos humanos en Venezuela?
De absoluto respeto. Superamos las 11 mil acciones defensoriales, somos una institución muy activa. El tema se debate públicamente, tiene una vigencia plena y su constitucionalidad, su respeto, y quien mancille los derechos humanos será castigado.
 
Sin embargo, varias ONG denuncian impunidad en su país.
Respeto a las ONG, pero usted no puede darle crédito a que ellos digan. Acá no ha y una impunidad absoluta. Hay estadísticas que revelan que cuando un funcionario viola derechos humanos el gobierno lo condena. Es que en Colombia pasa lo mismo que en España, Brasil y Venezuela: buscan en Venezuela factores para solucionar sus asuntos. Respetamos sus asuntos internos y pido absoluto respeto por los asuntos internos de Venezuela. El Estado venezolano ni ningún funcionario  utiliza el caso de Colombia para atacar a nadie.
 
Pero el presidente Maduro ha insultado con términos muy fuertes al expresidente Uribe.
Creo que un 99,9% de los defensores de derechos humanos del planeta —la invito a que haga una encuesta— dicen que Uribe practicó el terrorismo de Estado. No por casualidad, el 80% de su gabinete está hoy juzgado por delitos de violaciones a derechos humanos y corrupción. 
 
¿Cuál es la situación en la frontera? 
Hay muchas denuncias sobre abusos a colombianos y ahora se encuentran fosas comunes.
 
En la frontera hemos actuado. Particularmente en Zulia y Táchira. Tenemos defensorías delegadas viendo esos casos.  Los análisis hechos por la Defensoría de Venezuela informan los acontecimientos habrían ocurrido entre noviembre y diciembre de 2014. La primera hipótesis es que fueron matadas en Colombia y enterradas a este lado de la frontera. Me reuní con el embajador de Colombia y él coincide en que el tema de las deportaciones no es una política en contra del migrante colombiano. La Defensoría ha asumido el compromiso de hacer esto de acuerdo con los derechos humanos, un estricto apego a las normas. El Gobierno de Colombia ha reconocido este esfuerzo.
 
Usted es muy crítico con la oposición, ¿su papel no es tender puentes de paz? 
Eso no es verdad. En Colombia tienen una percepción subjetiva. He recibido a los jefes de las facciones parlamentarias de la oposición. Es decir, converso con ellos y tengo una línea directa a sus peticiones. He tramitado y diligenciado de manera expedita aproximadamente diez casos de opositores. Hemos intercedido por ellos. Antonio Ledezma, por ejemplo.
 
¿Ha intervenido por Leopoldo López, cuyo juicio lleva más de un año?
Claro que sí. Desde que soy defensor del Pueblo, desde enero de este año, en seis oportunidades lo hemos visitado. Le hemos preguntado por todos sus requerimientos, hemos estado pendientes de que se le cumplan sus derechos humanos. Y eso consta en actas.