Rafael Correa recorta jornada laboral por el partido de Ecuador contra Francia

La medida aplica para todo el sector público aunque también pueden acogerse las empresas privadas.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, recortó la jornada laboral de este miércoles, desde las 14.30 hora local (19.30 GMT), con el fin de que la población pueda apoyar a la selección nacional en el partido ante Francia, en el Maracaná de Río de Janeiro, por el Mundial de Brasil.

Correa firmó un decreto ejecutivo en el que suspende la jornada normal de trabajo del miércoles desde las dos y media de la tarde para todos los empleados del sector público, medida a la que también pueden acogerse las empresas privadas.

No obstante, el decreto asegura la provisión de servicios públicos de salud, bomberos, puertos y aeropuertos, entre otros, durante la suspensión, para lo que determinó que se "cuente con el personal mínimo que permita atender satisfactoriamente las demandas de la colectividad".

Ecuador y Francia disputarán mañana un duelo crucial, que para los suramericanos supone la supervivencia en el Mundial de Brasil.

El mandatario ecuatoriano ha hecho varios llamamientos a sus compatriotas para que alienten al equipo dirigido por Reinaldo Rueda, quien piensa hacer "un buen juego" ante Francia y no especular con otros resultados.

"Nuestra selección llega con alegría y motivación, sabiendo que dependemos de nosotros mismos y va a ser por nuestra gestión que podremos continuar nuestro camino en este torneo", afirmó hoy Rueda en una rueda de prensa en el Maracaná.

Correa promulgó un decreto semejante la pasada semana y suspendió la jornada laboral en la administración pública con antelación cuando el equipo se enfrentó a Honduras en un encuentro en el que venció por 2-1.

La expectación en Ecuador por la participación de la selección en el Mundial va en aumento y, con ocasión del encuentro de mañana, el municipio de Quito ha invitado a los ciudadanos a presenciar el partido en una pantallas gigantes, de siete por cuatro metros y otras dos de tres por dos metros que se instalarán en la Plaza del Teatro.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, asistirá a ver el partido a esta plaza del casco histórico, donde se colocará cerca de un centenar de sillas.

 

últimas noticias