Raúl Castro llega a Pekín en su primera visita de Estado a China

Se trata de la primera visita desde que sustituyó en 2006 en el gobierno a su hermano Fidel.

El presidente cubano Raúl Castro llegó a Pekín el miércoles por la tarde para su primera visita de Estado a China, segundo socio comercial y tradicional aliado político de la isla. Durante la visita de cuatro días, la primera de un presidente cubano desde que Fidel Castro visitó China en 2003, su hermano Raúl se reunirá con prácticamente la totalidad de la cúpula del gobierno chino.

El jueves mantendrá un encuentro con su homólogo Hu Jintao y con Wu Bangguo, presidente de la Asamblea Nacional Popular, y al día siguiente lo hará con el primer ministro Wen Jiabao.

También se reunirá con el vicepresidente Xi Jinping y el vice primer ministro Li Keqiang, probables sucesores de los actuales mandatarios chinos.Junto con el presidente cubano viajan Ricardo Cabrisas Ruiz, vicepresidente del Consejo de Ministros y considerado uno de los mayores expertos en China de la isla, y Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores.

China es el segundo socio comercial de Cuba, después de Venezuela. El intercambio comercial entre los dos asciende a 1.900 millones de dólares, con un balance de 1.223 millones de dólares a favor del país asiático. Además, Pekín tiene inversiones en la isla en sectores como transporte, petróleo, equipos electrodomésticos y de comunicación, además de ser fuente de créditos.

"Cuba y China cooperan desde hace años, pero con esta visita se pueden profundizar las relaciones y promover la cooperación en temas de infraestructura, construcción de carreteras y ferrocarriles, desarrollo de puertos marítimos, exploración y explotación de petróleo, así como en temas agrícolas", dijo a la AFP Xu Shicheng, investigador de la Academia China de Ciencias Sociales y experto en temas latinoamericanos.

En 1960 Cuba se convirtió en el primer país de América Latina en establecer lazos diplomáticos con China. El presidente Hu Jintao visitó la isla en 2009 y dos años después lo hizo el vicepresidente Xi Jinping.

Se trata de la primera visita de Raúl Castro a China desde que sustituyó en 2006 en el gobierno a su hermano Fidel, aunque ya la había visitado anteriormente en calidad de número dos del gobierno cubano. Después de Pekín, el presidente cubano se dirigirá a Vietnam, que se ha convertido en un importante socio comercial de la isla en los últimos años.

En concreto, el país del sudeste asiático es el principal proveedor de arroz de la isla y efectúa exploraciones de petróleo en aguas cubanas del Golfo de México. El intercambio comercial entre los dos ronda los 269 millones de dólares, aunque las exportaciones cubanas sólo ascienden a 2,9 millones de dólares, según cifras cubanas.

En la gira de Castro hay "una combinación de temas estratégicos y oportunidades coyunturales, en los momentos en que Cuba, no es un secreto para nadie, busca incrementar sus exportaciones", dijo Juan Triana, investigador del Centro de Estudios de la Economía Cubana, a la AFP. 

Temas relacionados