Rebeldes advierten que la lucha no ha terminado

El principal dirigente del Comité Nacional de Transición libio Mahmud Jibril aseguró que la "lucha de liberación" sólo podrá concluirse cuando se "capture o elimine a Gadafi".

El principal dirigente libio de facto, Mahmud Jibril advirtió, en su primer discurso desde Trípoli, que "la lucha de liberación aún no está terminada" y que había que prever duras batallas en la zona de Sirte, bastión de los partidarios de Muamar Gadafi.

Interpol emitió el viernes una "nota roja" contra Gadafi, que es ya objeto de una orden de captura de la Corte Penal Internacional por "presuntos crímenes contra la humanidad". Interpol pide así a las policías del mundo el arresto del ex "guía" libio.

"La lucha de liberación no está terminada", dijo Jibril en la noche del jueves, después de que tropas del Consejo Nacional de Transición (CNT) que se dirigían hacia Bani Walid (sureste de Trípoli), recibieran disparos de cohetes de fuerzas gadafistas que se encuentran en esta ciudad oasis.

En momentos en que el CNT dio un ultimátum a las ciudades de Sirte (360 km al este de Trípoli), Sebha (centro) y Bani Walid (170 km al sudeste de Trípoli), proponíendoles que se rindan antes del sábado, so pena de ser atacadas tras esa fecha, Jibril no excluyó combates antes de que concluya este plazo.

"Tenemos derecho a defendernos, incluso antes de que culmine el plazo", dijo.

Jibril se negó a especular sobre el posible paradero de Gadafi, pero dijo que esta "lucha de liberación" sólo podrá concluirse cuando se "capture o elimine a Gadafi".

Por su parte, Gadafi sigue mostrándose amenazante. En un mensaje sonoro difundido por el canal Arrai, basado en Damasco, ironizó sobre las especulaciones sobre su paradero desde que pasó a la clandestinidad, tras la toma de su cuartel general de Trípoli por las fuerzas leales al CNT, el 23 de agosto.

"No les queda más que la guerra psicológica y las mentiras. Dijeron últimamente que vieron a Gadafi en un convoy hacia Níger", afirmó.

"¿Cuántos convoyes de contrabandistas y de gente entran en el desierto cada día con rumbo a Sudán, Chad, Mali o Argelia? ¡Como si fuera la primera vez que un convoy avanza hacia Níger!", dijo.

"Estamos preparados en Trípoli y por todos lados a intensificar los ataque contra las ratas y los mercenarios", agregó.

Antes de su desaparición, Gadafi vendió más del 20% de las reservas de oro del país, de un valor de mil millones de dólares, anunció el gobernador del Banco Central, Qasem Azoz.

Estados Unidos considera que el hecho de que Gadafi siga en libertad es "un peligro" para el nuevo poder y para sus esfuerzos por estabilizar Libia y formar un gobierno.

El Consejo de Seguridad de la ONU discutirá el viernes sobre una misión de la ONU de tres meses en Libia para ayudar al nuevo poder a reformar la policía y la justicia y a preparar elecciones en un país devastado por seis meses de conflicto.

La OTAN, que prosigue sus ataques aéreos, pero con una cadencia mucho menor, continuará sus operaciones "mientras subsista una amenaza" de las fuerzas leales a Gadafi, reafirmó el jueves el secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen.