Rebeldes sirios acusan a Asad de trasladar armas químicas a la frontera

Señalan que el objetivo es presionar a la región y a la comunidad internacional.

Los rebeldes sirios acusaron el martes al régimen del presidente Bashar al Asad de haber trasladado armas químicas a los aeropuertos fronterizos, un día después de que Damasco amenazara con utilizar esas armas en caso "de agresión extranjera". "Nosotros, en el comando conjunto del Ejército Sirio Libre (ESL) en el interior, sabemos perfectamente el lugar donde se encuentran esas armas y su ubicación, y revelamos que Asad trasladó algunas de esas armas y equipos para mezclar compuestos químicos hacia aeropuertos en la frontera", indicó el martes el ESL en un comunicado.

"Según nuestras informaciones, desde hace meses el régimen comenzó a desplazar reservas de armas de destrucción masiva (...) con el objetivo de presionar a la región y a la comunidad internacional", que piden incesantemente a Damasco que ponga fin a la represión que tiene lugar desde hace 16 meses, agregan los insurgentes.

El lunes, el régimen sirio reconoció por primera vez que posee armas químicas y amenazó con utilizarlas en caso de intervención militar occidental, pero jamás contra su población, desencadenando inmediatamente advertencias de la comunidad internacional.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió al régimen sirio que cometería un "error trágico" y debería rendir cuentas si utilizara dichas armas químicas, mientras que el Pentágono afirmó que los sirios "no deberían pensar ni siquiera un sengundo en utilizarlas".

Abdel Basset Sayda, presidentedel Consejo Nacional Sirio (CNS) --la principal coalición de la oposición siria--, también estimó que un "régimen que mata los niños, que viola a las mujeres, también puede utilizar armas químicas".

Israel advirtió que haría todo lo posible para impedir un traslado de armas químicas, de misiles y de sistemas de defensa antiaérea, de Siria al Hezbolá libanés, fiel aliado de Damasco.

En su comunicado, los rebeldes consideraron mínima la posibilidad de un uso de las armas químicas contra el Estado hebreo."El régimen que no ha disparado ni una sola bala contra Israel durante tres décadas, seguramente no utilizará armas químicas contra ese país", indicó el comunicado del ESL.

El régimen de Damasco se ha jactado siempre de estar en el centro del "eje de la resistencia" contra Israel (Irán-Siria-Hezbolá), pero siempre ha mantenido la calma en su frontera con el Estado hebreo, que desde 1967 ocupa una parte del Golán sirio, y en un momento inició negociaciones indirectas al respecto.

Al mismo tiempo, Siria apoyó al Hezbolá, el partido armado más poderoso en Líbano que sostuvo una guerra contra Israel en 2006.Recientemente, el partido chiita afirmó que "las armas más importantes" y los cohetes utilizados por el Hezbolá contra Israel durante la guerra de 2006 venían de Siria, destacando que Damasco era un "punto de enlace" con Teherán.