Rebeldes sirios presentan su nuevo mando militar conjunto

El llamado 'Consejo de la Dirección Militar Conjunta Suprema Siria' será dirigido por un general desertor del ejército.

Rebeldes sirios levantan sus armas frente a un edificio recién bombardeado/ EFE
Rebeldes sirios levantan sus armas frente a un edificio recién bombardeado/ EFE

Un general desertor del Ejército sirio, Salim Idris, encabezará el llamado Consejo de la Dirección Militar Conjunta Suprema Siria (CDMCSS), que une a distintas facciones revolucionarias bajo su mando y que fue presentado este lunes en un vídeo.

Un dirigente rebelde que forma parte de este Consejo y que pidió el anonimato aseguró que Idris, comandante en jefe del CDMCSS, anunció el domingo la formación oficial de este nuevo mando tras reuniones que tuvieron lugar en Turquía.

Esta misma fuente agregó que Idris tiene planeado viajar este lunes mismo a Arabia Saudí, uno de los países que más han apoyado, tanto financiera como militarmente, a los sublevados sirios.

En un vídeo difundido por el canal de televisión catarí "Al Yazira" -cuya autenticidad fue confirmada por el alto oficial rebelde-, Idris explicó que la nueva formación ha sido alcanzada en una conferencia global, celebrada entre los días 4 y 8, en la que participaron dirigentes de fuerzas militares y revolucionarias sirias.

Según Idris, el nuevo cuerpo militar revolucionario tiene el objetivo de "seguir el trabajo destinado a la caída del criminal (presidente sirio) Bachar al Asad y de los que están involucrados con él en la injusticia y la opresión".

"La secretaría general que une a las fuerzas y facciones revolucionarias promete al pueblo respetar la sangre de los mártires y combatir para poner fin a la corrupción, el saqueo y la destrucción", dice Idris, que aparece en el vídeo rodeado de otros mandos revolucionarios mientras lee un comunicado.

Además, asegura que el CDMCSS trabajará hasta convertir Siria en un Estado que "garantice la libertad, la justicia y la igualdad de derechos, sin descartar a nadie, y que respete los derechos humanos y proteja la unidad y la paz del país".

Según este dirigente militar, la nueva formación revolucionaria respeta el islam moderado y rechaza cualquier acusación de terrorismo lanzada desde el exterior contra los rebeldes que luchan sobre el terreno.

Sin embargo, las informaciones sobre la nueva jurisdicción ha vuelto a evidenciar las diferencias en el seno de los rebeldes.

El "número dos" del autoproclamado Ejército Libre Sirio, Malek Kurdi, aseguró el domingo no haber sido invitado a la reunión, al igual que "otros dirigentes revolucionarios importantes".

Kurdi añadió que, de acuerdo con sus informaciones, responsables de los servicios secretos de distintos países, como Catar, estaban presentes en ese encuentro.