Rebeldes y civiles saldrán de Alepo tras acuerdo con el gobierno de Al Asad

La batalla en esa ciudad, otrora capital económica del país, ha cobrado la vida de 436 civiles. Según fuentes oficiales, la evacuación comenzaría en la noche de este martes. Es una derrota profunda para los rebeldes.

Un hombre con un niño evacúa hacia la zona de Alepo en control del gobierno tras cuatro semanas de intensos bombardeos.AFP

Durante las cuatro últimas semanas, el este de Alepo se ha convertido en el epicentro de la destrucción: todos los días, sin tregua, caían bombas y los civiles no encontraban seguridad ni siquiera en los refugios. Este lunes, el gobierno sirio, que quiere sacar de allí a los rebeldes que se le oponen desde 2012, aseguró que tenía ya en sus manos el 90% de esa zona. Es decir: que prácticamente había derrotado a los rebeldes y que aquellos ya no tenían más opción que rendirse o esperar más bombardeos. Ahora, tras una conversación entre representantes de Rusia y Turquía, que apoyan a las fuerzas en combate, se ha llegado a un acuerdo: en las próximas horas, tanto los rebeldes como los civiles podrán evacuar la ciudad.

Lea sobre por qué Alepo es la ciudad más afectada por la guerra civil en Siria

Para el gobierno sirio, es una victoria definitiva: con Alepo en sus manos, ya son cinco las ciudades principales que están en su dominio tras la insurrección general de 2011 (junto con Homs, Hama, Damasco y Latakia). Para los rebeldes, representa una derrota profundísima, puesto que Alepo era, desde que la ocuparon hace cuatro años, su principal fuerte.

De acuerdo con Yaser al Yusef, miembro político de Nuredin Al Zinki, uno de los grupos de oposición con más presencia, “la evacuación de heridos y civiles e hará en primer lugar. Después, los rebeldes saldrán con sus armas ligeras”. Al Yusef aseguró que quienes salgan podrán elegir entre ir al oeste de la provincia de Alepo, en su mayoría en manos del gobierno, o hacia la provincia de Idlib, que está bajo control insurgente. Según un líder del Ejército Libre Sirio, Ahmed Berri, los primeros en salir serán los civiles.

Imágenes sobre los estragos de los bombardeos en Alepo

El gobierno de Estados Unidos solicitó que observadores internacionales estuvieron al tanto del proceso de evacuación, dado que hay reportes de que personal del ejército oficial estaría yendo casa por casa en busca de rebeldes y civiles para ejecutarlos. El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdel Rahman, aseguró: “Hay decenas de cuerpos en las calles a causa de los intensos bombardeos dirigidos por las fuerzas del régimen. No tenemos ninguna confirmación de las ejecuciones”. Minutos después de que se conociera el acuerdo de evacuación —que no es una tregua ni un cese al fuego—, en reunión urgente del Consejo de Seguridad, Naciones Unidas acusó al gobierno sirio de haber asesinado a 82 civiles indefensos: según esa organización, fuerzas oficiales entraron a sus casas y los asesinaron.

Lea: ¿Por qué a nadie le importa lo que pasa en Alepo?

Ibrahim Abu Al Leith, portavoz de los Cascos Blancos, el grupo humanitario que se encarga de socorrer a los heridos sin importar su bando, dijo: “Nuestro destino está sellado. ¿Por qué escondernos? Eso no nos hará ningún bien. Moriremos o nos detendrán”. Haid Haid, investigador sirio de la organización Chatham House, aseguró que este acuerdo es más una “rendición” que un cese al fuego y que la comunidad debe continuar su presión sobre el gobierno sirio y sobre Rusia, que entró a apoyarlo militarmente en septiembre desde 2015, para que el acuerdo se cumpla en su integridad: “Creo que este acuerdo no podría ni siquiera suceder porque ellos piensan que están ganando. Se preguntarán: ¿para qué dejar que salgan los rebeldes si podemos matar al resto aquí y ahora?”.

 

 

últimas noticias