Recién nacidos en cajas de cartón, la imagen que evidencia una vez más la crisis de Venezuela

La falta de incubadoras llevó al cuerpo médico del hospital de Anzoátegui a adaptar unas cajas como camas para los bebés.

Twitter @manuelferreiraG

Una dramática imagen en la que se observa a unos recién nacidos dentro de cajas de cartón en un hospital de Venezuela, y que evidencia la crisis humanitaria que afronta el país vecino, hoy le da la vuelta al mundo. (Lea: Crisis en Venezuela: pagan por la “untada” de desodorante en la calle)

Manuel Ferreira, director de Derechos Humanos de la Mesa de Unidad Democrática del estado de Anzoátegui, fue quien divulgó las imágenes a través de su cuenta en Twitter, las cuales fueron tomadas al interior del Hospital Dr. Domingo Guzmán Landeren, ubicado en el noreste del país.

La falta de insumos médicos, incubadoras y demás han obligado a los especialistas médicos a buscar otras soluciones para continuar atendiendo a sus pacientes.

Por eso, en el área de Pediatría de este hospital fueron adaptadas unas cajas de cartón para colocar a los bebés después del parto. Es evidente, la falta de higiene y salubridad que pueden tener estos objetos y el riesgo que implica para la vida de los menores que se encuentran indefensos ante cualquier bacteria o aún peor, los que requieren una atención especializada.

Ferreira acompaña su denuncia reiterando al Gobierno de Nicolás Maduro que autorice el ingreso de medicamentos y alimentos al país, pues es la vida de los venezolanos la que está en riesgo.

Esta denuncia se suma a la de cientos de venezolanos que a diario son víctimas de esta situación, y a la cual el Gobierno Maduro parece hacerse de oídos sordos. Largas filas en las principales ciudades para adquirir alimentos, productos de aseo, afeitarse en la calle, por el manicure, entre otros, es pan de cada día.

De hecho en abril pasado, la periodista venezolana Nitu Pérez Osuna retrató el sufrimiento de sus connacionales para encontrar una bolsa de arroz, de leche o una crema de dientes, hasta aseguró que había una fila en la cual decenas de venezolanos esperaban por su turno para untarse un poco de desodorante rollon. Más allá del asco que puede significar para muchos, esto puede generar una ola de enfermedades transmitidas por compartir este tipo de implementos de aseo o, someterse a la odontología en la calle, donde son innumerables los gérmenes.

Toda esta situación vive Venezuela al mismo tiempo que la oposición busca tumbar a Nicolás Maduro y mantiene una batalla para lograr que el Consejo Nacional Electoral autorice la recolección de firmas y se pueda llevar a cabo el revocatorio contra el mandatario, culpable, según ellos, de la hambruna y la muerte de personas en Venezuela.

Temas relacionados