"Reconocer el Estado palestino es invertir en la paz"

El embajador palestino ante la ONU respeta la postura de Colombia de no votar a favor de la creación de un nuevo país. Asegura que el futuro de su pueblo no puede estar en manos de Israel.

El embajador palestino ante Naciones Unidas, Riad Mansour, fue uno de los acompañantes del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, en su gira por Latinoamérica. En diálogo con El Espectador, Mansour se refiere con respeto a la negativa de Colombia a votar a favor de la creación de un Estado palestino en el Consejo de Seguridad de la ONU y expone sus posturas frente a la eventual continuación de un proceso de paz con Israel.

¿Cree que el anuncio de Colombia de no votar en la ONU por la creación de un Estado palestino se debe a la influencia de los Estados Unidos en la política exterior colombiana?

Sería simplista decir que Colombia recibe órdenes de los Estados Unidos, sabemos que Colombia es un buen amigo de los Estados Unidos, nosotros también lo somos. Pero ser amigos no quiere decir que no puedan estar en desacuerdo. El reconocimiento colombiano al Estado palestino depende de Colombia. Colombia es miembro del grupo de los 77 y del Movimiento de los No Alineados. No vemos razones para que no vote a favor nuestro en Naciones Unidas. Colombia ha votado a favor de los palestinos antes, podría hacerlo nuevamente.

Si ya sabían del apoyo de República Dominicana y El Salvador, y de la negativa colombiana ¿Qué razón extra hay para visitar la región?

No seleccionamos, no insultamos a los demás porque tengamos una mayoría en la Asamblea General, no usamos ese lenguaje. Respetamos a todos los Estados y no vamos sólo a visitar a los países más poderosos. Independientemente de cómo vote Colombia, somos hermanos con el país. No reconocemos a Colombia porque haya un proceso en el Consejo de Seguridad, hemos sido amigos por mucho tiempo y tenemos una relación que no depende del voto sino por principios comunes.

Usted dijo que Israel insiste en mezclar el reconocimiento del Estado palestino con las negociaciones. ¿Colombia tiene la misma confusión?

Con todo mi respeto por Colombia, creo que hay algo de eso. Estos dos procesos deben separarse. La agenda con Israel se resolverá por negociación, pero es una concepción errónea pensar que nuestra independencia sólo será posible hasta que Israel la apruebe. Nuestros hermanos no deberían aceptar que nuestra independencia sea producto de una negociación. Nuestros amigos aceptan que existe la nación palestina y de que existimos aún bajo ocupación. Es un acto de justicia reconocernos como Estado. Colombia quiere ser mediador, es una buena idea, pero para ser efectivos, debe tratarnos como iguales. Colombia ya reconoció a Israel en 1960. No nos pongan en una situación inferior para negociar. Sin embargo, respetamos la decisión que tome el gobierno de Colombia.

Después de 18 años del proceso de paz de Oslo y pocos avances de paz con Israel, ¿se puede decir que los tratados fracasaron?

Ese proceso está en una condición crítica. Si Israel no negocia en buena fe, si no finaliza rápidamente la ocupación, si no define el estatuto final de los asentamientos, Jerusalén, fronteras, retorno de los refugiados, etc., entonces será el final del proceso de Oslo. Israel crea realidades en el terreno sin que tenga consecuencias, no tiene “incentivos” para negociar de buena fe. Nuestra posición es clara: no vamos a negociar por negociar. Paz y asentamientos no pueden coexistir.

¿Cómo va el proceso de unidad palestina y qué retos enfrenta dicho proceso?

La unidad entre los palestinos en una necesidad inmensa, la falta de unidad va en contra del pueblo palestino. Nuestra tarea es tratar ahora de implementar lo que firmamos en Egipto con nuestros hermanos de Hamas. Ese acuerdo fue firmado por todos los grupos palestinos. Tenemos algunas dificultades y desafíos, pero creemos que podemos cumplir con todos los elementos acordados, uno por uno, y de manera rápida.

Una constante en el mundo árabe es la bandera Palestina ¿Piensa que en el marco de las revueltas, la solidaridad árabe con Palestina será más sólida?

El gran asunto principal en las revueltas árabes es la búsqueda de la democracia, inclusión, libertad, justicia, buen gobierno. Por tanto es razonable y lógico que las revueltas árabes apoyen la causa palestina, que es la mayor causa por la justicia, no sólo en Oriente Medio sino en el mundo.

Egipto busca renegociar su venta de gas a Israel, Turquía habla de visitar Gaza y hasta voces de Arabia Saudita cuestionan a los Estados Unidos por su bloqueo a la Franja…

Eso es cierto, nosotros apoyamos la posición de Egipto, de Turquía y de Arabia Saudita. Israel no puede seguir violando la ley, ocupando y oprimiendo el pueblo palestino sin tener en cuenta sus obligaciones de acuerdo con el derecho internacional.

¿Qué opina de las amenazas de los Estados Unidos de castigar a los palestinos por pedir un Estado, recortando las ayudas económicas a la Autoridad Palestina?

Es irónico que los Estados Unidos, que fueron nuestros socios en los últimos 12 años para construir instituciones estatales, nos dice “ustedes no pueden legislar” y nos amenazan con castigarnos financieramente. Eso no tiene sentido. Los Estados Unidos amenazan con castigar a toda la humanidad recortando las ayudas a la UNESCO porque nos aceptó como miembro de pleno derecho. ¿Somos una amenaza por ser parte de la UNESCO?

Hay críticas que dicen que Israel pospone la solución del conflicto hablando de un proceso de paz. ¿Eso los obliga a ustedes a pensar en un plan B?

Nuestro plan B es precisamente nuestro pedido ante las Naciones Unidas, pues reconocer el Estado palestino es invertir en la paz. Nosotros continuaremos negociando con Israel el estatuto final de los temas de la agenda, pero nuestro futuro está en nuestras manos, no en las manos de Israel. Estamos listos para gobernarnos a nosotros mismos. Seremos Estado con membrecía plena en Naciones Unidas o con el carácter de observador, eso depende de nosotros y de la comunidad internacional, no de Israel. Fronteras y seguridad serán objeto de la negociación, pero nuestra independencia no lo es.

Si fracasara el proceso de reconocimiento del Estado palestino ¿podría empezar una tercera Intifada como producto de la frustración?

No prevaleceremos en el Consejo de Seguridad por la postura de los Estados Unidos, ¿pero no es más lógico que Colombia vote de acuerdo con el contexto de la región, de los No Alineados y del grupo de los 77? Por supuesto que 9 o 10 votos son mejor que 6 o 7 votos. Por otro lado, cientos de miles de palestinos salieron a la calle pacíficamente apoyando nuestra aplicación en las Naciones Unidas, estas personas deben ser tenidas en cuenta.

¿Hay un nivel de frustración entre los palestinos, no sólo frente a Israel sino también frente a la Autoridad Palestina?

Hay mucho de verdad en esto. Pero cuando el presidente Abás habló ante Naciones Unidas, el pueblo palestino sintió que ese es el tipo de cosas que debemos hacer, ese es el principio de la “primavera palestina”. Cientos de miles de personas en las calles luego de la intervención ante Naciones Unidas es evidencia de este momento de decisión. Si este proceso no produce resultados significativos yo no puedo decir cómo se desenvolverá la situación en el futuro.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Las cicatrices de la esclavitud en Brasil

¿Cómo es sobrevivir sin empleo en Argentina?