Redada en Italia contra los responsables de los actos violentos en Roma

La operación policial "intentará localizar a los responsables de los destrozos que se produjeron en Roma.

Las fuerzas del orden italianas han efectuado desde primera hora de este lunes una masiva redada por toda Italia para buscar a los responsables de los violentos altercados del pasado sábado en Roma durante la manifestación del movimiento de los indignados.

Cientos de agentes han hecho registros, sobre todo, en
el ámbito del movimiento anarquista-insurreccional y de los ultras del fútbol, principalmente en Nápoles, Milán y Roma, sin efectuar, por el momento, nuevas detenciones.

En Nápoles (sur de Italia), la Policía ha registrado las casas de una decena de personas ya fichadas por su participación en protestas de carácter anarquista y se ha buscado, sobre todo, material explosivo, según han informado los medios de comunicación italianos.

En Milán (norte de Italia) y en Roma, la operación policial se ha centrado en varios apartamentos y en los "centros sociales" o centros ocupados donde se reúnen tanto miembros de la extrema izquierda, como de la derecha y del anarquismo.

La Policía busca también en los ambientes relacionados con el mundo de los ultras del fútbol, pues se piensa que también participaron en los desórdenes, que causaron daños por varios millones de euros y decenas de heridos.

La operación policial "intentará localizar a los responsables de los destrozos que se produjeron en Roma. Esta es la seria respuesta del trabajo de la Policía", explicó este lunes el viceministro de Interior, Alfredo Mantovano.

Mantovano precisó que "no hay que poner a todos en el mismo nivel, pues todos saben que entre los manifestantes pacíficos se introdujeron los violentos que usaron la marcha como escudo".

Las fuerzas del orden han efectuado las tareas de identificación de los violentos gracias a las fotos y decenas de vídeos que tienen, al tiempo que los manifestantes pacíficos han colaborado enviándoles las imágenes que grabaron con sus teléfonos móviles.

Para los doce detenidos por los graves altercados del pasado sábado durante la manifestación de los indignados, con edades comprendidas entre los 19 y los 30 años de edad, la Fiscalía de Roma pidió hoy que se dicte la prisión preventiva bajo la acusación de resistencia a la autoridad agravada por el lanzamiento de objetos contundentes.

Esta docena de detenidos, que, según las primeras investigaciones, no provienen de ambientes anarquistas y tampoco del movimiento ultra de los equipos de fútbol del Lazio y el Roma, puede enfrentarse a penas de cárcel de entre 3 y 15 años y ahora deberá ser un juez el que en las próximas 48 horas decida si dicta la prisión preventiva o no.

El ministro de Interior de Italia, Roberto Maroni, adelantó que el martes anunciará en una comparecencia extraordinaria ante el Senado la disposición de nuevas normas para evitar que se produzcan hechos violentos como los del sábado.

"Es exactamente lo que quiero decir mañana: anunciar una propuesta para nuevas medidas legislativas que puedan permitir a las fuerzas del orden prevenir más eficazmente los hechos, las violencias, como la del sábado", comentó Maroni a los periodistas desde Milán.

Según informan los medios de comunicación italianos, este domingo la Policía italiana detuvo durante unas horas a seis jóvenes en un área de servicio de una autopista próxima a Florencia (centro) cuando regresaban de Roma.

Los jóvenes, que viajaban en un furgón en el que se encontró material probablemente utilizado, según los agentes, en los altercados del sábado, fueron posteriormente puestos en libertad a la espera de que se lleve a cabo una investigación sobre ellos.

Temas relacionados