Reforma migratoria, un plan de Obama

Conversando con periodistas de Iowa, el presidente revela que se debe regular la situación de 11 millones de indocumentados en el país y confía en que los republicanos lo apoyen en este propósito.

Barack Obama saluda a varios seguidores en Fairfax, en el estado de Virginia. / AFP
Barack Obama saluda a varios seguidores en Fairfax, en el estado de Virginia. / AFP

Barack Obama dijo, en una conversación privada con periodistas, que una de sus prioridades, si gana de nuevo un mandato en la Casa Blanca, será lograr la reforma migratoria. El presidente cree que los republicanos han perdido tantos apoyos entre la comunidad hispana que, si él gana un segundo mandato en el Ejecutivo, colaborarán con él en el Capitolio para aprobar una reforma que solucione el problema de la inmigración ilegal. En Estados Unidos hay 11 millones de residentes sin papeles, según varias estimaciones independientes.

El presidente lo dijo en una conversación extraoficial cuyo contenido, en principio, no podían revelar los periodistas que hablaron con él, Laura Hollingsworth y Rick Green, la presidenta y el director del diario de Iowa DesMoines Register. Hasta la fecha, el presidente no ha lanzado ninguna propuesta electoral clara sobre la reforma migratoria y no ha dado detalles o plazos de esos cambios al sistema migratorio.

En la conversación telefónica, Obama explicó sus principales propuestas para un segundo mandato, de una forma franca y honesta. Primero dijo que quería centrarse en la creación de empleo y en apoyar a la industria estadounidense. Luego explicó que “la segunda cosa que estoy seguro de que haré el año que viene es la reforma migratoria. Como esto es extraoficial, voy a ser muy directo: si gano un segundo mandato, una razón por la que lo haré es que el Partido Republicano y su candidato han espantado al grupo demográfico que más crece en el país. la comunidad latina”. El presidente buscaba convencer a los directivos del diario de que lo apoyaran en sus editoriales, como lo hicieron hace cuatro años.

“George Bush (hijo) y Karl Rove fueron lo suficientemente inteligentes como para comprender la naturaleza cambiante de América. Así que estoy seguro de que los republicanos van a tener un profundo interés en hacer la reforma migratoria. Es lo correcto y es un asunto que me importa desde que me presenté en 2008”, añadió Obama. Normalmente, la Casa Blanca prohíbe la difusión de conversaciones tan francas como esta. Sin embargo, Green, el director del diario, publicó una entrada en su blog en la que criticó a Obama y al Gobierno por la censura.

“Pedimos que la Casa Blanca cambiara su postura y que lo que el presidente dijera se pudiera compartir y lo pudieran analizar los votantes y nuestros lectores. No se nos dieron razones sobre la condición inusual de mantenerlo en privado. ¿Cómo podríamos no haberlo hecho? Era el líder del mundo libre al teléfono”, escribió Green. El DesMoines Register publicó la transcripción completa.

En su primer mandato, Obama ordenó la cancelación temporal de las órdenes de expulsión del país para un millón de jóvenes que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños o adolescentes y que ahora están de forma irregular. Pero ha pospuesto la reforma migratoria integral, después del coste político que tuvo para él la ley sanitaria, cuyas provisiones acabaron en el Tribunal Supremo.