La reina de Inglaterra habría apoyado salida del Reino Unido de la Unión Europea

Según una fuente que se contactó con la BBC, la reina habría dicho en una cena privada: “No veo por qué no podamos salirnos. ¿Cuál es el problema?”. La opinión de Isabel II sobre el referendo ha sido motivo de controversia desde las semanas previas al referendo.

La reina Isabel II saliendo de la abadia de Westminster en noviembre.AFP

Cientos de opiniones han saltado a la vista antes, durante y después del referendo que definió la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Su divorcio, que aún no se concreta —comenzaría a finales de marzo del próximo año—, suscita aún temores sobre el futuro económico del país, que todavía no ve de manera clara el enfoque de mercado que tendrán tras la salida del bloque. Entre esas tantas opiniones, la ausencia de una de ellas ha sido singular: la de la reina Isabel II. En mayo, un mes antes de que se votara el referendo, el diario popular The Sun aseguró en su portada: “La reina apoya el Brexit” (“Queen Backs Brexit”). Ahora, la editora de la sección política de la BBC, Laura Kuenssberg, contó que una fuente le había dicho que la reina sí aprobaba el Brexit.

Faltaban algunas semanas para la votación. Kuenssberg recibió la información de una fuente cercana al palacio de Buckingham. En su relato, trasmitido por BBC Radio 4, dijo: “En una conversación casual con uno de mis contactos, éste me dijo: ‘¿Sabes qué? En algún punto esto va a salir y te lo digo ahora sin saber si la BBC lo tocará, pero al reina le dijo a cierta gente, en una cena privada, que ella piensa que debemos dejar la Unión Europa”. Y continuó: “Aparentemente, ella dijo en esa cena: ‘No veo por qué o podamos salirnos. ¿Cuál es el problema?”.

El alegato de dicha fuente concuerda con las declaraciones que habría recibido el diario The Sun de parte de dos prestigiosas” fuentes que nunca fueron reveladas. De acuerdo con ese diario, la reina hizo comentarios críticos sobre la Unión Europea en dos reuniones: una con el parlamentario Nick Clegg y otra con primeros ministros en el palacio de Buckingham. La opinión de la reina sobre el Brexit ha generado una fuerte controversia desde entonces, puesto que las consecuencias sobre la economía del país podrían ser nefastas si no se llega a un trato equilibrado de mercado con el bloque tras la separación. Los representantes de Isabel II respondieron: “La reina se mantiene políticamente neutral, como lo ha hecho durante 63 años. No comentaremos sobre las declaraciones de fuentes espurias y anónimas”.

Kuenssberg intentó conseguir una segunda fuente que corroborar dicha información, pero no fue posible. Por su publicación, The Sun fue señalado por la Organización de Estándares para la Prensa Independiente (Ipso, por sus siglas en inglés), que aseguró que su titular era “bastante engañoso” y que el texto del interior no soportaba las declaraciones hechas en la portada. La reina ha preservado un silencio público extendido sobre el Brexit. Aunque su opinión no resulta relevante a la hora de tomar las decisiones administrativas necesarias, su posición sí marca cierta temperatura en la tensión entre la Unión Europea y el Brexit.

Entre tanto, Reino Unido se prepara para comenzar el proceso formal de separación, que terminaría en abril de 2019. El gobierno de la primera ministra, Theresa May, parece más inclinado hacia una separación dura, en la que renuncian al Mercado Común, que ha mantenido parte de la economía británica hasta hoy, en favor de un control total de las fronteras, con un férreo control del movimiento de los ciudadanos extranjeros.

 

últimas noticias