Reino Unido se ve seriamente afectado por temporal de lluvia

Miles de viviendas se encuentran sin electricidad mientras se presentas problemas en las vías.

Miembros de la Armada británica colocan sacos de arena en la localidad inundada de Wraysbury, en BerkshireEFE

 Miles de viviendas en el Reino Unido están este jueves sin electricidad por el fuerte temporal de lluvia y viento que azota al país, donde las inundaciones han causado problemas de transporte y la cancelación de eventos deportivos.

La Asociación de Redes de Energía, que representa a las compañías energéticas en el Reino Unido, informó este jueves que 130.000 hogares están sin luz y que las zonas afectadas son Gales y el centro y el norte de Inglaterra.

Las inundaciones, que han obligado a muchas familias a abandonar sus casas, han provocado problemas en los servicios ferroviarios, con numerosas cancelaciones y retrasos en las áreas más castigadas por las precipitaciones, como las cercanas al río Támesis, las afueras de Londres y el suroeste de Inglaterra.

Debido a las cancelaciones, los servicios ferroviarios fueron reemplazados en algunos casos por autobuses.

Las inundaciones obligaron a cancelar anoche dos partidos de fútbol de la liga inglesa, el Manchester City-Sunderland y el Everton-Crystal Palace, debido sobre todo a las dificultades de los aficionados para llegar hasta los estadios.

Además de los trenes, numerosas carreteras permanecen cerradas por inundaciones o por la caída de árboles pues los vientos llegaron anoche en varias zonas de Inglaterra a los 160 kilómetros por hora.

Según el Servicio Meteorológico, las aguas del río Támesis pueden alcanzar en los próximos días su nivel más alto en sesenta años.

Además del Támesis, también ha crecido el río Severn, en el noroeste de Inglaterra y el más largo del país, lo que ha obligado a cerrar el puente colgante de Severn, que une la localidad galesa de Monmouthshire y el condado inglés de Gloucestershire.

En Wiltshire (suroeste de Inglaterra) un hombre de unos 70 años murió electrocutado ayer cuando trataba de retirar un árbol caído sobre unos cables de electricidad, según la policía.

Las autoridades británicas han advertido de que la situación puede empeorar en los próximos días pues se espera para mañana viernes otra tormenta de lluvia procedente del Atlántico.