Renunció primer ministro de la Autoridad Palestina

Salam Fayad presentó esta semana su dimisión ante el presidente de la ANP, Mahmúd Abás.

Salam Fayad, primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). / EFE

El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Salam Fayad, presentó su dimisión al presidente, Mahmud Abás, quien tomará una decisión al respecto cuando regrese de Doha, la capital de Catar, donde participó en una reunión de la Liga Árabe.Un funcionario palestino, que pidió el anonimato, precisó que Fayad había ofrecido su dimisión en una carta remitida a Abás esta misma semana.

El primer ministro de la ANP, cuyo ejecutivo gobierna en Cisjordania (mientras la Franja de Gaza es gobernada por Hamas), ya había manifestado a finales del año pasado su deseo de renunciar al cargo. Fayad fue designado por Abás como jefe del Ejecutivo palestino en 2007, después de que el movimiento islamista Hamas -vencedor de los comicios un año antes- se alzara en armas contra la ANP y se hiciera con el control exclusivo de Gaza.

Exfuncionario del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, Fayad cuenta con el beneplácito de la comunidad internacional y muy especialmente de EE.UU., por sus esfuerzos encaminados a la construcción de instituciones destinadas a la creación de un estado palestino.

Desde su entrada al cargo de jefe de gobierno Fayad ha remodelado su Ejecutivo para intentar acallar las protestas sociales surgidas a raíz de la "Primavera Árabe" hace dos años y tras el acuerdo de reconciliación rubricado por Al Fatah y Hamás en 2011, en El Cairo, a fin de allanar el camino a un Gobierno de unidad nacional.

Hasta el momento, se desconocen las razones de su dimisión, aunque algunos medios apuntan a que podría responder a desavenencias con el propio Abás. La dimisión se da justo cuando Palestina explora las vías para entrar a un proceso de paz con Israel. Podría ser un motivo más para que Israel alegue que la política palestina se encuentra profundamente dividida y, por lo tanto, es inviable su constitución como un estado soberano.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, finalizó esta semana una gira por Oriente Medio destinada a impulsar las ideas que llevó el presidente Barack Obama semanas antes: que los palestinos deben acceder a iniciar un diálogo de paz sin la condición de que Israel detenga la construcción de asentamientos en Cisjordania (esta fue la condición para previas negociaciones y nunca se ha cumplido desde 1967). Aunque en principio el gobierno palestino se negó a dialogar sin condiciones, en las últimas semanas la dirigencia de la ANP viene flexibilizando sus posiciones. Israel, mientras tanto, asegura estar listo para un diálodo directo y abierto.

Temas relacionados